Apple AirTag, análisis: lo que estaba buscando

Apple AirTag, análisis: lo que estaba buscando
Probamos el AirTag, el dispositivo de Apple para localizar objetos fácilmente. Análisis y opinión personal con experiencia de uso.

Quien me conoce, sabe que soy una persona muy organizada. Tengo mi escritorio siempre despejado, los cajones ordenados y mi colección de discos de Taylor Swift clasificados por fecha de lanzamiento, de más antigua a más reciente. Pero entre todo ese orden hay una excepción, y es que no hay día que no pierda las llaves o la cartera. Siempre he pensado en adquirir un dispositivo de localización para ambos objetos, pero quería algo que se integrara en mi ecosistema y que añadiera más opciones a parte de poder emitir un sonido, y aquí es donde entran en acción los AirTag.

El AirTag es un dispositivo de Apple que sirve para localizar objetos cotidianos, tales como las llaves, la cartera, la mochila, el bolso… Utiliza tecnología de banda ultraancha (gracias al chip U1) y Bluetooth de bajo consumo para poder localizarlos a través del iPhone y otros dispositivos de la compañía. El AirTag tiene una gran cantidad de opciones para encontrar los objetos rápidamente, incluso los que perdemos fuera de casa. Tras conocer todas sus prestaciones, no dudé en adquirir un pack de 4 unidades para los objetos que más utilizo en mi día a día. En este análisis te cuento mi experiencia y opinión tras probarlos durante dos semanas.

Pequeño y ligero

AirTag

El AirTag tiene una forma redondeada, con un grosor de apenas 8 milímetros y un peso de 11 gramos. Es un tamaño y peso muy similar al de dos monedas de 2€ juntas, por lo que se puede poner fácilmente en los bolsillos más pequeños o incluso dentro de la cartera.

Se puede colocar en cualquier posición. Uno de los lados del AirTag tiene un acabado blanco brillante. En este canto podemos añadir un grabado gratuito, como un emoji, nuestro número de la suerte o las iniciales. El otro canto del dispositivo cuenta con una tapa que se puede extraer para cambiar la pila, tiene un acabado espejo donde destaca el logotipo de la compañía en un tono mate y le rodea un grabado donde aparece el nombre del dispositivo y la tecnología que utiliza.

AirTag pila

Un detalle interesante es que cuenta con una certificación IP67. Esto quiere decir que el dispositivo es resistente al agua y puede sumergirse hasta 1 metro de profundidad durante un máximo de 30 minutos. Por lo tanto, no hay de qué preocuparse si se moja con la lluvia, se derrama un vaso cerca o cae a un charco. Incluso se puede utilizar cuando está mojado.

Apple también vende accesorios que combinan muy bien con el AirTag. Por ejemplo, podemos comprar un llavero de piel para mantener el AirTag con las llaves, o una correa para la mochila o el bolso. En mi caso, he comprado el llavero para las llaves y la correa para la mochila.

El AirTag es muy pequeño, pero aun así tiene un diseño reconocible, incluso aunque no se vea el logo. El tono blanco brillante es idéntico al que vemos en los AirPods y las correas y llaveros tienen los mismos colores que el resto de accesorios de Apple.

Hora de emparejar los AirTag

Emparejar un AirTag con nuestro iPhone es pan comido. Solo hay que extraer el plástico protector que cubre el dispositivo para que la pila haga contacto y el AirTag se encienda. El iPhone lo detectará automáticamente y aparecerá una ventana para poder asociar el dispositivo. Para enlazarlo es necesario confirmar nuestro ID de Apple y seleccionar el nombre del objeto al que lo asociaremos. Después, el iPhone hará su trabajo y añadirá el dispositivo a la app Buscar.

La app Buscar está disponible en iPhone, iPad, iPod Touch y Mac. Sirve para poder localizar nuestros dispositivos o amigos. Ahora, también objetos. Recientemente, la aplicación se actualizó con la pestaña Objetos, donde se pueden asociar aquellos dispositivos de terceros que son compatibles con la red ‘Find my’, así como los AirTag. Por lo tanto, para poder buscar los AirTag, es necesario acceder a esta app e ir a la sección ‘Objetos.

Apple permite ver en forma de lista los objetos asociados a un AirTag, cada uno con un emoji y un nombre personalizado. Bajo el nombre se encuentra la ubicación y la última vez que ha sido localizado, o si el accesorio está a nuestro lado. Además, en la zona superior aparece una vista previa del mapa con la ubicación de los objetos.

Su pulsamos sobre un objeto aparecerá una nueva pestaña con las acciones que podemos realizar para encontrarlo: reproducir sonido, buscar, activar el modo perdido, etc. También se muestra el nivel de batería, y si pulsamos sobre el icono podremos ver el número de serie y la versión de Firmware. Todo esto con una interfaz muy limpia y sencilla.

¿Dónde se puede colocar un AirTag? En cualquier objeto cotidiano. Por ejemplo, en el bolso, mochila, estuche de las gafas, funda de un PC, funda de auriculares, abrigo, maletín, bicicleta, patinete, altavoz portátil… En mi caso, he colocado mis cuatro AirTag en estos objetos.

AirTag + llavero: la mejor combinación para no perder las llaves

Es, sin ninguna duda, el objeto que más pierdo. La mayoría de veces es en casa, así que poner un AirTag junto al llavero me ha resultado muy útil para localizar las llaves rápidamente. En este caso, utilizo mucho la reproducción de sonido para saber dónde están, ya que suelo dejarlas a la vista, pero no siempre en el mismo sitio.

Mi mochila tiene un nuevo compañero

Mi mochila no tiene un sitio fijo. Un día puede estar junto al sofá, otro en mi despacho, otro dentro del coche… Siempre me llevo a todas partes, y aunque por tamaño es más fácil encontrarlo dentro de casa, ponerle un AirTag me aporta mayor tranquilidad si pierdo la mochila en una cafetería o en otro lugar fuera de mi domicilio.

AirTag y correa de poliuretano en mi color favorito: Azul marino intenso.

La cartera siempre localizada

Aunque uso Apple Pay para pagar, necesito llevar la cartera para tener siempre conmigo mi documentación. La cartera es otro de los objetos que más pierdo dentro de casa. Muchas veces está junto a las llaves, pero introducir un AirTag en el bolsillo de las monedas me resulta muy para tenerla siempre localizada, tanto dentro como fuera de casa.

Un AirTag para mi maleta

La maleta me parece otro objeto imprescindible para colocar un AirTag. Aunque la pandemia ha limitado mucho mis viajes, en circunstancias normales suelo desplazarme muy a menudo. Por lo tanto, me gusta tener mi maleta siempre localizada durante todo el trayecto. En un aeropuerto puede ser muy útil para saber dónde está en todo momento o localizarla si no recuerdo en qué compartimento del avión la he guardado.

¿Qué pasa con los objetos compartidos? Cada AirTag es personal, solo es posible sincronizarlo a un ID de Apple. En mi caso he echado en falta la posibilidad de poder enlazarlo con aquellos usuarios que están dentro de la misma cuenta familiar, ya sería muy útil para encontrar objetos que se comparten, como el mando a distancia, las llaves del coche etc.

Buscando objetos dentro de casa

Como mejor se prueba un AirTag, es perdiendo el objeto. En mi caso, no tarde ni un día en perder las llaves, que resultaron estar dentro del bolsillo de una chaqueta que había guardado en el armario. Fue dentro de casa, así que localizar el objeto fue muy fácil. Solo tuve que entrar a la app Buscar, ir a la sección ‘Objetos’ y comprobar si las llaves del coche estaban en mi domicilio.

La app tiene una interfaz muy sencilla, y es posible realizar diferentes opciones para encontrar el objeto. Por un lado, podemos conocer la ubicación a través del mapa, si el AirTag tiene conexión, nos mostrará en tiempo real una ubicación aproximada. Es el primer paso para saber si el objeto que hemos perdido está realmente dentro de casa.

Además de la ubicación, Apple también permite reproducir un sonido. La melodía dura unos segundos y el volumen es suficientemente alto como para escucharlo entre los cojines del sofá o a metros de distancia. Pero hay que afinar el oído si hay mucho ruido de fondo, por ejemplo, música, el sonido de la TV etc.

Si después de reproducir el sonido seguimos sin encontrarlo, es posible utilizar la búsqueda de precisión a través del botón ‘Buscar’, que está justo al lado del botón de reproducir sonido. He de confesar que esta es una de mis funciones favoritas de los AirTag.

¿Cómo funciona esta característica? La búsqueda por precisión está disponible en los modelos de iPhone 11 en adelante. Funciona gracias a la banda Ultra AnchA del chip U1, presente tanto en los AirTag como en los iPhone. Esta característica permite encontrar el objeto mediante indicaciones que aparecen en la pantalla de nuestro iPhone.

El terminal utiliza la cámara y la ayuda de la realidad aumentada para guiarnos por la zona hasta encontrar el objeto. Muestra la distancia en metros y cuando está cerca nos indica el camino mediante flechas y una vibración suave que se vuelve más pronunciada cuando estamos más cerca. Así, hasta dar con él.

Es una función es muy útil si hemos perdido el objeto entre los cojines del sofá, en algún cajón o como es mi caso, dentro del bolsillo de una chaqueta… Además, la interfaz que se muestra a la hora de buscar el AirTag es extremadamente bonita, con animaciones muy limpias y una vibración muy conseguida.

Siri también puede ayudarnos a encontrar el objeto. Podemos pedirle al asistente que busque, por ejemplo, las llaves. Siri comenzará a buscar el dispositivo, cuando lo detecte emitirá un sonido y mostrará un botón para acceder directamente a la app Buscar.

Buscando objetos fuera de casa

Ahora bien, ¿qué pasa si perdemos el objeto fuera de casa? También vamos a poder utilizar todas estas funciones siempre que nuestro iPhone esté cerca para poder conectarse. Si hemos perdido el objeto y no estamos cerca, también hay posibilidad de localizarlo.

Apple AirTag

Los AirTag cuentan con tecnología Bluetooth LE y forman parte de la red buscar, una red compuesta por millones de dispositivos Apple en todo el mundo. Si hemos perdido el objeto en alguna ubicación, el AirTag se podrá conectar a los iPhone, iPad, Mac o Apple Watch cercanos y actualizar su ubicación para que podamos encontrarlo. Por supuesto, la red Buscar es totalmente segura: el proceso está encriptado, así que no es posible saber a qué dispositivo se ha conectado.

Aquí vuelve a entrar en juego la app Buscar, que tiene un modo perdido para poder encontrar el AirTag en estas situaciones. Al activar este modo podemos recibir notificaciones de ubicación, por lo que el iPhone nos avisará si el AirTag se ha conectado y cuál ha sido su última ubicación.

También podremos escribir un mensaje e introducir nuestro número de teléfono. De esta forma, si alguien encuentra el objeto y ve que hay un AirTag asociado a él, puede acercar su móvil con NFC para que le aparezca la información de contacto en la pantalla y nos avise de que ha encontrado el objeto. Esta característica funciona incluso en móviles Android: el usuario acerca su móvil al AirTag y se abrirá una ventana con la información de contacto y un pequeño mensaje.

Por otro lado, activando el modo también se bloquea el enlace a otra cuenta. Es decir, nadie podrá enlazarlo a otro ID de Apple y tampoco será posible restablecer el AirTag a no ser que se desactive el modo perdido.

Notificación aiRtAG
Así es la notificación que aparece cuando el AirTag se conecta a un dispositivo.

Para comprobar la efectividad de esta función, decidí dejar mi mochila en casa de un amigo. Al llegar a casa activé el Modo Perdido en la app. Después de unos minutos, recibí una notificación alertando de que el objeto se había encontrado cerca de una dirección, que coincide con la casa de mi amigo.

Por lo tanto, supuse que algún familiar con un dispositivo Apple pasó cerca del AirTag y este se conectó para enviarme la ubicación. La app muestra la última vez que el AirTag se ha conectado, así que así podemos saber si alguien lo ha movido o sigue en su sitio.

Apple AirTag: otras funciones que no debes pasar por alto

El AirTag tiene otras funciones muy interesantes y que debes tener en cuenta.

  • No es posible poner un AirTag a una persona: el dispositivo es capaz de detectar si el AirTag está cerca de una persona y emite un sonido para que el usuario se de cuenta de que lleva un AirTag que no es suyo. Además, también recibirá una notificación en su iPhone.
  • Apple no recomienda colocar un AirTag en mascotas: están en constante movimiento y pueden dirigirse a zonas alejadas, donde no hay dispositivos que puedan utilizar la red buscar. Tampoco es recomendable utilizarlo en niños, en este caso, lo mejor es utilizar la función En Familia del Apple Watch para conocer la ubicación de los más pequeños.
  • La batería dura hasta 1 año: es una pila de botón que se puede cambiar fácilmente, solo hay que abrir la cubierta de aluminio. Desde la app Buscar se puede ver el estado de la batería.

Precio y conclusiones, ¿merece la pena el AirTag?

Llavero AirTag

Apple vende cada AirTag a un precio de 35 euros. También es posible adquirir un pack de 4 unidades por 119 euros. Por otro lado, y como he comentado durante esta review, Apple tiene accesorios para los AirTag que pueden ser muy útiles para acoplar a objetos. Por ejemplo, un llavero (39 euros) o una correa para la bolsa o la maleta (desde 35 euros). Por supuesto, hay fabricantes de terceros que también tienen accesorios para los AirTag.

El AirTag de Apple es un excelente dispositivo de localización. Tiene un diseño muy minimalista y simple, con accesorios muy bonitos y útiles para añadir a nuestros objetos cotidianos. La búsqueda de objetos dentro de casa funciona extremadamente bien, con la posibilidad de reproducir un sonido o buscarlo de manera más precisa: esta última opción es asombrosa, ¿para qué quieres reproducir un simple sonido si puedes utilizar la cámara de tu iPhone y una interfaz increíble para saber exactamente dónde están las llaves?

Fuera de casa los AirTag también tienen su utilidad. Millones de dispositivos de Apple pueden ayudarnos a encontrar la cartera que nos dejamos en la cafetería o la maleta extraviada en el aeropuerto. Con el Modo Perdido podemos recibir notificaciones de ubicación o permitir que alguien nos contacte si acerca su móvil con NFC al AirTag.

AirTag Llaves

Personalmente, creo que cualquier usuario con iPhone debería tener al menos un AirTag. Tener tus objetos localizados significa ahorrarte ese momento de nervios cuando no encuentras las llaves del coche y llegas tarde al concierto de Taylor Swift. También significa ahorrarte la preocupación de no encontrar la cartera o tener que llamar a objetos perdidos del aeropuerto porque no encontramos la maleta.

Pese a que las opciones del AirTag me han encantado, he echado en falta la posibilidad de asociar el AirTag con varios ID de Apple, para que así el resto de la familia pueda saber dónde está el objeto. Además, el acabado brillante se ralla con facilidad, así que recomiendo poner una funda al AirTag.

En definitiva, el AirTag es la mejor opción si estás buscando un localizador para tus objetos y tienes un iPhone: útil, sencillo de usar y con sorprendentes funciones que nos ayudan a tener nuestros objetos siempre localizados.

Puedes comprar el Apple AirTag aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *