Probamos el Samsung Galaxy S21 Ultra: análisis y opinion

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis:
Probamos el Samsung Galaxy S21 Ultra. El modelo más potente de Samsung llega con soporte S-pen, nuevo procesador y mejores cámaras.

El Samsung Galaxy S21 Ultra es el hermano mayor de la nueva familia Galaxy S21. A nivel de prestaciones para no haber grandes cambios respecto al Galaxy S20 Ultra: misma configuración de cámara, pantalla similar, procesador Exynos… Sin embargo, las novedades van mucho más allá del listado de especificaciones. He podido probar el Samsung Galaxy S21 Ultra durante unas semanas, y te puedo asegurar que es un dispositivo muy diferente al Samsung Galaxy S20 Ultra. Te cuento todo lo que debes saber y qué me ha parecido este dispositivo en es análisis a fondo con opinión personal.

Diseño: el acabado mate le sienta muy bien

El aspecto del Samsung Galaxy S21 Ultra ha cambiado ligeramente respecto a su anterior generación. Las diferencias las notamos, sobre todo, en la trasera. Principalmente por el nuevo módulo de cámara, que sigue ocupando gran parte del cuerpo, pero con una estética diferente. Personalmente, me gusta más mucho como se ve este modelo que el S20 Ultra.

Samsung Galaxy S21 Ultra

La zona de la cámara está en la zona superior izquierda y sobresale bastante del borde. Lo curioso es que el módulo de cámara cámara es una continuación del marco lateral, y no de la propia trasera. Esto hace que el Galaxy S21 Ultra sea mucho más llamativo. Por cierto, el módulo ahora presenta un acabado mate y tiene una construcción de aluminio, lo que evita que se rompa si el terminal cae al suelo.

La trasera es de cristal. Eso sí, se repite el acabado mate del módulo de cámara en un tono negro muy, pero que muy bonito. Las huellas no se quedan marcadas, así que la trasera está siempre limpia. Además, durante estas semanas de uso no he notado ninguna rallada superficial, por lo que resulta bastante resistente. Como no podría ser de otra manera, los laterales están ligeramente curvados para facilitar el agarre. Se agradece en un móvil tan grande.

Los marcos son de aluminio, con un grosor bastante pronunciado, de casi 9 mm. Pero claro, batería de 5.000 mAh tiene que entrara en algún sitio, y prefiero tener algo más de grosor a una batería más pequeña. Los marcos tienen un acabado brillante: no son resbaladizos, pero sí que se quedan las huellas marcadas. La botonera está en el lateral derecho, mientras que en la parte inferior encontramos el conector USB C, un altavoz y el slot para las tarjetas SIM.

S21 Ultra

En cuanto al frontal, Samsung continúa apostando por unos marcos mínimos y una pantalla curva en ambos lados. Eso sí, tengo la sensación de que cada vez la curvatura es menos pronunciada, y eso, para mi, es una buena noticia. La cámara para selfies está ubicada en la zona superior, en el centro. Es un pequeño punto que se alinea con el panel de notificaciones. No molesta para nada a la hora de ver contenido. Un poco más arriba, tocando el marco, nos encontramos con el auricular para las llamadas que también funciona como altavoz estéreo.

El Samsung Galaxy S21 Ultra me parece un móvil muy elegante, con acabados que sientan muy bien en la mano y que evitan que el terminal se vea marcado de huellas. El nuevo diseño del módulo de cámara me parece un acierto y la calidad de los materiales es muy buena. Eso sí, es un móvil bastante pesad, con 227 gramos de peso, y muy grande, de 165 milímetros de alto.

El S-Pen llega a la gama Galaxy S

Nunca pensé que iba a ver un Samsung Galaxy S con S-Pen, pero aquí está. El Samsung Galaxy S21 Ultra es compatible con el lápiz de Samsung, que hasta ahora lo habíamos visto en la gama Galaxy Note y en algunas tablets de la compañía. Eso sí, el S Pen se vende por separado, junto con una funda de tipo libro. Todo esto por 90 euros.

El S Pen en el Samsung Galaxy S21 Ultra funciona muy bien. La respuesta es increíblemente precisa y la navegación con el lápiz ofrece una experiencia muy buena. Es muy útil para escribir notas, recortar áreas de la pantalla, pintar o incluso navegar por la interfaz. Además, a nivel de software cuenta con varias funciones.

Gracias al S Pen podemos acceder a diferentes accesos directos. Por ejemplo, es posible realizar capturas de pantalla seleccionando áreas o escribir directamente en la pantalla, firmar documentos, dibujar… La mayoría de funciones se realizan a través de un botón que aparece en la pantalla. Sin embargo, también hay aplicaciones específicas para el S Pen o que incluyen funciones para este lápiz.

Una de ellas es la app de cámara, que permite dibujar en nuestro rostro para crear una especie de filtros.

Está claro que el S Pen de Samsung ofrece muchas funciones y puede ser un añadido muy interesante para el terminal. Sin embargo, no es una compra imprescindible. Como en la mayoría de veces que he probado un Galaxy Note, solo he utilizado el lápiz durante los primeros días. Después, se queda olvidado.

Samsung Galaxy S21 Ultra, características

  • Dimensiones y peso: 165.1 x 75.6 x 8.9 mm, 227 gramos
  • Pantalla: Super AMOLED de 6.8” con resolución WQHD+ y 120 Hz
  • Procesador: Exynos 2100, ocho núcleos
  • RAM: 8 GB
  • Almacenamiento: 128 o 256 GB
  • Cámara principal: 108 megapíxeles f/1.8 + 12 MP gran angular + 10 MP zoom 3x + 10 MP zoom 10x
  • Cámara frontal: 40 megapíxeles
  • Batería: 5.000 mAh, carga rápida y carga inalámbrica
  • Conectividad: 5G, 4G, NFC, WiFi 6, GPS, USB C, Bluetooth…
  • Versión de Android: Android 11 con One UI 3
  • Otros: lector de huellas en pantalla, reconocimiento facial, resistencia al agua y al polvo, sonido estéreo AKG…

Pantalla: impresionante en todos los sentidos

Galaxy S21 Ultra pantalla

El Samsung Galaxy S21 Ultra monta un panel Super AMOLED de 6.8” con resolución QHD+, así como una tasa de refresco de 120 Hz, HDR10+ y un brillo máximo de hasta 1500 nits.

Estoy acostumbrado a los móviles grandes, así que la pantalla de este Galaxy S21 Ultra no es una sorpresa para mi en cuanto a tamaño. La pantalla del Samsung Galaxy S21 Ultra es una de las mejores que he visto, tanto a nivel de resolución como de frecuencia de actualización. La calidad del panel es excelente, con colores muy vivos y perfectamente interpretados, donde los tonos se mantienen intactos incluso en diferentes ángulos. La nitidez del panel, así como el brillo, también es muy buena.

El Samsung Galaxy S21 Ultra cuenta con una tasa de refresco de 120 Hz. Gracias al nuevo Exynos 2100, los 120 Hz pueden funcionar junto con la resolución QHD+. Por lo tanto, podemos navegar a una alta frecuencia y a máxima resolución. La sensación es muy buena, y se nota cuando hacemos scroll en redes sociales, navegamos por internet etc.

La pantalla del Samsung Galaxy S21 Ultra cuenta con configuraciones muy interesantes. Desde los ajustes del sistema podemos cambiar algunos parámetros, como la tasa de refresco, resolución o la tonalidad de los colores de la pantalla. También es posible activar un modo llamada ‘Protector de la vista’. Esta opción limita la luz azul y activa tonos más cálidos para evitar la fatiga visual.

Rendimiento y batería

Ya adelanto que no tengo ningún punto negativo respecto al rendimiento y la batería de este terminal. Primero, un resumen de las prestaciones técnicas.

El Samsung Galaxy S21 Ultra llega con un procesador Exynos 2100, un chipset fabricado por Samsung con 5 nanómetros y que es hasta un 30 % más rápido que la anterior generación y con unos gráficos un 40% más potente que el procesador del Samsung Galaxy S20 Ultra. En este caso, el terminal está acompañado con una memoria RAM de 8 GB, así como una memoria de 128 GB.

El rendimiento del Galaxy S21 Ultra es muy, pero que muy bueno. Puede con todo, incluso los juegos más exigentes y aquellas tareas que necesitan una buena gestión de la memoria RAM. No he notado ningún corte importante o lag a la hora de jugar a juegos, y mucho menos cuando he utilizado aplicaciones como WhatsApp, Twitter, Instagram etc.

S21 Ultra

En cuanto a la autonomía, el Galaxy S21 Ultra tiene nada más y nada menos que 5.000 mAh. Eso sí, hay que tener en cuenta que su pantalla es de gran tamaño, tiene una resolución 2K y una tasa de refresco muy elevada. Aun así, los 5.000 mAh hacen un muy buen trabajo, consiguiendo llegar al final del día con aproximadamente un 30% de batería tras un uso medio / intensivo.

El Samsung Galaxy S21 Ultra cuenta con soporte para carga rápida y admite la carga inalámbrica. Sin embargo, no incluye cargador en la caja.

Cámara: un salto importante manteniendo las especificaciones de su antecesor

El Samsung Galaxy S21 Ultra cuenta con una cuádruple lente principal. El sensor primario tiene una resolución de nada más y nada menos que 108 megapíxeles. Eso sí, por defecto las fotografías se toman a 13 megapíxeles, ya que una resolución tan elevada hacen que ocupen más tamaño en el dispositivo. La cámara ultra gran angular es de 12 megapíxeles. Además, cuenta con dos sensores teleobjetivo. uno de ellos es de 10 megapíxeles y es capaz de hacer fotografías en zoom 3x. El otro, que también es de 10 megapíxeles de resolución, puede tomar fotografías con un zoom de 10 aumentos.

Empiezo hablando por la cámara principal, la de 108 megapíxeles de resolución (o 13 megapíxeles). Es el sensor con el que probablemente tomemos la mayoría de fotografías. La diferencia entre los 13 y 108 megapíxeles no es tan grande. A mayor resolución conseguimos más detalle y luminosidad, pero en la pantalla del dispositivo no se reflejan muchas diferencias. Personalmente, creo que el modo de 108 megapíxeles solo se debe usar si vas a editar la fotografía en tu ordenador o quieres imprimirla. Para tomar imágenes y subirlas a las rede sociales, con 13 megapíxeles tienen más que suficiente.

Esta cámara consigue muy buenos resultados en la mayoría de ocasiones, con una nitidez excelente y un detalle muy bueno, incluso en ocasiones de baja luminosidad. La interpretación de los colores es muy buena, aunque para mi gusto se muestran un pelín saturados. Por otro lado, Samsung parece haber corregido esa sobreexposición que veíamos en anteriores modelos. Ahora consigue interpretar mejor las zonas con más luz y los colores más alejados.

Con la cámara principal también podemos tomar fotografías con modo retrato. Mismos resultados y un buen recorte, sobre todo en personas. En objetos también hace muy buen trabajo, aunque en algunas ocasiones falla y hay que volver a repetir la toma.

Cámara ultra gran angular

La cámara ultra gran angular ofrece excelentes resultados. Muy, pero que muy buenos. De hecho, son muy similares a los que obtenemos con la cámara angular, pero con más información en la imagen gracias al objetivo más amplio de este sensor. De nuevo, la interpretación de los colores es buena y el detalle excelente. Muy buena exposición y sin ruido ni pérdida de detalles en las esquinas.

Zoom 100X para más versatilidad en la cámara

Pasamos al teleobjetivo, una de las características más interesantes de este Samsung Galaxy S21 Ultra. Este terminal es capaz de tomar fotografías con un zoom óptico desde 3 aumentos y hasta 10 aumentos. Después, podemos hacer un zoom digital de hasta 100x.

Las imágenes en 3 aumentos son muy buenas a nivel de detalle. Consigue captar los pequeños detalles con la máxima calidad, incluso textos pequeños. De nuevo, resultados similares a la cámara principal, aunque con algo de pérdida de color. Lo mismo sucede con el zoom de 10 aumentos, donde perdemos algo más de ruido y echamos en falta un poco más de brillo y color.

Después de los 10x, el zoom se va volviendo digital. Por lo tanto, es normal ver una pérdida de calidad en todos los aspectos: menos detalle y nitidez, peor exposición… Las imágenes con el zoom 100x son muy borrosas. Sin embargo, no he parado de utilizar este aumento. Que un móvil tome fotografías a tanta distancia es impresionante, cada vez que utilizo la cámara me fascina comprobar cómo puede enfocar a quilómetros de distancia.

Un detalle interesante es que la aplicación de cámara del Samsung Galaxy S21 Ultra muestra una vista previa con el zoom en 1x y con una indicador para ver dónde estamos enfocando. Además, al pulsar sobre la vista previa, la cámara puede estabilizarse para tomar fotografías.

Selfie y vídeo

En cuanto al vídeo y selfie, el Samsung Galaxy S21 Ultra es capaz de grabar hasta en resolución 8K a 24 Fps. Eso sí, no recomiendo grabar a esta calidad, ya que los vídeos pueden ocupar mucho espacio en la memoria interna y solo podrás visualizar esta calidad en televisores 8K. El terminal también admite vídeo en 4K hasta 60 Fps, y es la mejor opción para grabar. Buen detalle y color, así como una estabilización excelente.

El selfie, gracias a la cámara principal de nada más y nada menos que 40 megapíxeles, también hace un excelente trabajo: buen ángulo y detalle incluso en condiciones de poca luz.

La cámara del Samsung Galaxy S21 Ultra ofrece, en líneas generales, excelentes resultados en todas sus cámaras. La cuádruple lente de Samsung es extremadamente versátil, con un zoom que enamora, una lente ultra gran angular de las mejores del mercado y una cámara principal que mejora considerablemente respecto a la anterior generación, pese a que mantiene la misma resolución.

Puedes ver las imágenes en alta resolución aquí.

Software: One UI y su excelente diseño

El Samsung Galaxy S21 Ultra cuenta con Android 11 y One UI 3.1, la capa de personalización de Samsung. Ya lo he repetido en algún que otro análisis: One UI es mi capa de personalización favorita en Android. Tiene un diseño muy limpio, un menú muy minimalista y opciones más que suficientes para poder personalizar la interfaz.

Uno de los principales cambios de la nueva versión de One UI es la barra de notificaciones y accesos directos. Ahora presenta un estilo mucho más minimalista, con iconos redondeados y fondos translúcidos que le aportan un diseño mucho más llamativo.

One UI tiene aplicaciones propias muy útiles, como SmartThing, donde podemos conectar todos nuestros accesorios y dispositivos inteligentes. Otra de ellas es Samsung Pay, el servicio de pagos móviles de Samsung. Por otro lado, One UI también cuenta con las aplicaciones de Microsoft office, como OneDrive, OuTlook o todo el catálogo de Office: Word, Excel…

Samsung continúa con algunas funciones extra muy llamativas. Una de ellas es el acceso rápido a aplicaciones, acciones o información relevante, a través de la pestaña que vemos en la curvatura lateral. Esta pestaña se puede personalizar y añadir contenido. Es muy útil si, por ejemplo, queremos abrir una aplicación rápidamente, hacer una captura de pantalla o añadir una lista de contactos favoritos para llamarlos rápidamente.

En la configuración del sistema también encontramos ajustes muy interesantes. Por ejemplo, la posibilidad de cambiar los temas de la interfaz, realizar gestos en la pantalla o activar el modo de una mano.

Por supuesto, no puedo no hablar de Samsung Dex, una característica que permite convertir el Samsung Galaxy S21 Ultra en un ordenador o monitor. Hay monitores o equipos donde podemos conectar Samsung Dex de forma inalámbrica, pero en la mayoría de casos necesitaremos un cable USB C a HDMI. Con Samsung Dex, la interfaz del teléfono se adapta a una pantalla más grande para abrir apps a modo de escritorio y así poder trabajar cómodamente con nuestro móvil.

Bixby como asistente, pero sin olvidarse de Google Assistant

Samsung sigue apostando por Bixby, su asistente inteligente. Eso sí, manteniendo al Asistente de Google. Bixby permite acceder a diferentes funciones de forma rápida. Por ejemplo, podemos pedirle que abra una aplicación, que consulte el tiempo, que establezca una alarma etc. También permite ver información relevante en base a nuestras búsquedas o aplicaciones.

Todo esto los podemos realizar mediante la voz, con el comando ‘Hey Bixby’ o manteniendo pulsado el botón de encendido. Personalmente, no he utilizado mucho Bixby durante mi tiempo con el Galaxy S21 Ultra.

Estoy muy acostumbrado al Asistente de Google, que hace todas las acciones que puede hacer Bixby. Sin embargo, se nota el esfuerzo de Samsung por mejorar su asistente de voz. A nivel de interfaz, su diseño se ha vuelto mucho más minimalista, práctico y sencillo, y Bixby cada vez entiende más comandos.

Creo que One UI es una de las capas de personalización más completas que hay en Android, y eso que no es la interfaz que más funciones ofrece. Sin embargo, todos los ajustes y opciones que tiene el sistema son más que suficientes. El diseño, tanto de la interfaz principal como el de las aplicaciones, me fascina, y los añadidos extra, como los accesos directos de la pantalla curva o Samsung Dex, nunca vienen mal.

Eso sí, nada es perfecto, y tengo un punto negativo de One UI: las notificaciones. Samsung muestra demasiadas notificaciones sobre el sistema: muchas de ellas innecesarias. También apareen notificaciones de publicidad. He llegado a ver publicidad sobre el Samsung Galaxy S21 Ultra en mi Samsung Galaxy S21 Ultra.

Otros detalles que debes conocer sobre el Samsung Galaxy S21 Ultra

Hay otros detalles que debes conocer sí o sí sobre el Samsung Galaxy S21 Ultra, y te los resumo a continuación.

  • Lector de huellas y reconocimiento facial: el Samsung Galaxy S21 Ultra cuenta con un lector de huellas dactilares en pantalla. Funciona muy bien, es rapidísimo. También es posible activar el reconocimiento facial, pero este es a través de software y no es tan seguro como el escáner de huellas. Eso sí, también es muy rápido.
  • Sonido: el Galaxy S21 Ultra cuenta con audio estéreo, y su sonido es excelente. Perfecto para escuchar música, jugar a juegos o ver un vídeo en YouTube.

Precio y conclusiones, ¿merece la pena el Samsung Galaxy S21 Ultra?

S21 Ultra Samsung

Termino la review hablando sobre el precio y las conclusiones finales. El Samsung Galaxy S21 Ultra se puede comprar a un precio de 1.260 euros para la versión de 8 GB de RAM y 128 GB de memoria interna. Es caro, sí, pero es uno de los móviles más potentes que he tenido en mis manos.

El Galaxy S21 Ultra destaca en todos sus apartados. Sobre todo, en la potencia, batería pantalla y cámara. El procesador Exynos hace un excelente trabajo y los 5.000 mAh le van muy bien para aguantar más de un día con un uso intensivo. La pantalla también es excelente, con una nitidez inigualable, un brillo más que bueno, unos colores muy bien interpretados y una tasa de refresco perfecta para navegar por la interfaz.

Samsung ha mejorado mucho el apartado fotográfico durante los últimos años, corrigiendo, sobre todo, en aquellos puntos donde la cámara flojeaba un poco. Por ejemplo, en la exposición o interpretación de los colores. Los resultados son muy buenos, convirtiéndose no solo en una de las cámaras con mejor calidad, sino que también una de las más versátiles gracias a ese zoom impresionante.

Por otro lado, One UI y su estética me sigue enamorando. Todo esto con funciones muy útiles y algunos añadidos. Y hablando de añadidos, el soporte para S Pen es una opción muy interesante para aquellos que busquen productividad, aunque no me parece un imprescindible.

En conclusión, el Samsung Galaxy S20 Ultra me ha gustado mucho. Es un móvil precioso, muy potente y que se disfruta en cualquier situación: viendo series, jugando a juegos, tomando fotos. Tiene pequeños contras, sí, pero quedan en un segundo plano teniendo en cuenta el resto de bondades.

El Samsung Galaxy S21 Ultra es una excelente opción si estás buscando un móvil potente y con buena cámara en el panorama Android. Además, teniendo en cuenta sus especificaciones y lo bien que trata Samsung a sus móviles en términos de actualizaciones, puedes tener un móvil para 3 años sin ningún problema. Eso sí, debes tener en cuenta el precio: es un móvil muy caro y valorar si vas a aprovechar al máximo todas sus funciones. Si no, hay opciones más económicas que también ofrecen muy buenos resultados, como el Samsung Galaxy S21 o el Galaxy S21 Plus.

Puedes comprar el Samsung Galaxy S21 Ultra aquí.

Puntuación

Puntuación
94 100 0 1
94/100
Total Score
  • Diseño
    97/100 Excelente
  • Pantalla
    100/100 Excelente
  • Rendimiento
    100/100 Excelente
  • Batería
    90/100 Excelente
  • Cámara
    90/100 Excelente
  • Software
    85/100 Excelente
  • Bloqueo y seguridad
    97/100 Excelente
  • Sonido
    95/100 Excelente

Puntos positivos

  • Excelente pantalla.
  • El nuevo chip Exynos hace un muy buen trabajo.
  • Muy buenos resultados en el apartado fotográfico.

Puntos negativos

  • No incluye cargador en la caja.
  • Puede resultar grande.
  • One UI tiene demasiadas notificaciones del sistema, resulta molesto en algunas ocasiones.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *