El nuevo Google Nest Hub (2ª gen) ahora es capaz de monitorizar el sueño

Nest Hub
La nueva pantalla inteligente con Asistente de Google tiene un sensor Soli para controlar el dispositivo sin tocarlo y hacer un seguimiento de nuestro sueño.

Google ha anunciado por sorpresa la segunda generación del Nest Hub, su pantalla inteligente con Google Assistant. Este dispositivo cuenta con el mismo tamaño de pantalla y diseño que la anterior generación. La principal diferencia es que ahora se incluye un sensor Soli capaz de monitorizar el sueño. Te contamos cómo funciona y otros detalles que debes conocer sobre el nuevo altavoz inteligente de Google.

No es la primera vez que vemos un sensor Soli en un dispositivo de Google. El Pixel 4 ya incorporaba esta característica, que permite controlar algunas opciones de la interfaz mediante gestos con la palma de la mano. Por ejemplo, podemos parar la reproducción, posponer una alarma, atender una llamada etc. El Nest Hub de segunda generación ahora también permite hacer esto. Es muy útil si, por ejemplo, estamos cocinando y queremos parar el vídeo pero no queremos ensuciar la pantalla. Con un simple gesto podemos hacer que la reproducción se pare o pasar a la siguiente canción.

Pero el uso más interesante del sensor Soli es la monitorización del sueño. El dispositivo es capaz de detectar algunos parámetros, como los movimientos, nuestro ritmo de respiración, los ronquidos etc. tras recopilar estos patrones, el Nest Hub nos mostrará la calidad del sueño e información relevante para conocer qué nos impide dormir correctamente. Para que el dispositivo pueda medir nuestro sueño, es necesario que esté ubicado en una mestia de noche o cómoda que esté al lado de nuestra cama. Además, el Nest Hub tiene que estar mirando hacia nuestro torso.

Google confirma que los resultados son más exactos que incluso algunos relojes inteligentes que monitorizan el sueño.

Pantalla de 7 pulgadas y Asistente de Google

Google Nest Hub

Más allá del sensor Soli, el Nest Hub de segunda generación también mejora en sonido. Según Google, los bajos del altavoz se han aumentado en hasta un 50%. Por otro lado, el Nest Hub mantiene la pantalla de 7 pulgadas y el Asistente de Google con una interfaz que nos ayuda en el día a día.

Gracias a la pantalla, Google Assistant no solo nos responde con la voz, también con animaciones y gráficos. Además, es posible lanzar diferentes aplicaciones e interactuar con ellas, ya que el panel es táctil. Por ejemplo, podemos pedirle que reproduzca un vídeo en YouTube o buscar canciones en nuestra lista de Spotify.

El Google Nest de segunda generación ya se puede reservar en algunos países a un precio de unos 100 dólares. En España todavía no está disponible, y desconocemos si saldrá a la venta.

Más información: Google.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *