Sonos Move, análisis: el altavoz portátil e inteligente que necesitas

Sonos Move
Probamos el Sonos Move, el altavoz inteligente y portátil de Sonos. Un equipo con una calidad de sonido excelente y grandes opciones.

Tengo mi casa llena de altavoces inteligentes: dos Amazon Echo, un Nest Audio, un HomePod… Todos ellos tienen dos cosas en común: cuentan con un asistente inteligente y necesitan estar conectados a la corriente para que funcionen. A día de hoy hay pocos dispositivos que ofrezcan todas las características que me gustan de los altavoces inteligentes: control por voz, integración con el móvil, pero que se pueda mover a cualquier parte. Por ejemplo, del estudio a la cocina, de la cocina al jardín…

El Sonos Move es posiblemente la opción más interesante, y si estás buscando un dispositivo con estas funciones, es el altavoz inteligente que necesitas. Esta es mi experiencia tras probarlo unos meses.

Un diseño preparado para todo

El Sonos Move es un altavoz portátil. Integra una batería que permite llevarlo a todos los sitios, y se carga a través de una base especial o mediante cable, con un puerto USB. En diseño, y al verlo en imágenes, el altavoz no me llamaba mucho la atención, hasta que lo vi en persona. Tiene una construcción muy solida y es muy elegante. El equipo tiene una altura de 24 centímetros y un peso de 3 kilos. En mi opinión, algo pesado. Afortunadamente, la trasera cuenta con una especie de hendidura que sirve como aspa para poder cogerlo y transportarlo.

Sonos Move controles

Y hablando de la trasera del altavoz, ahí es donde encontramos los botones de encendido, sincronización y emparejamiento Bluetooth o WiFi, todos ellos con un tacto diferente para no confundirnos y poder pulsar sin necesidad de darle la vuelta al dispositivo. También cuenta con un conector USB C y los pines de carga para acoplarlo a la base.

El frontal destaca por esa malla metálica que rodea todo el altavoz, a excepción de la parte inferior, que tiene una textura gomosa. En ese frontal también vemos un LED que indica el nivel de la batería, en mi opinión, tiene una luz muy poco brillante y no se ve si el dispositivo está en el suelo.

En la zona superior está el control de reproducción y 6 micrófonos de largo alcance para activar a Alexa o el Asistente de Google -Ya adelanto de que tienen mucho alcance-. Además de otro LED indicador que nos muestra el estado de conexión del dispositivo.

Me gustaría profundizar en el control de reproducción, que personalmente me parece una maravilla. Tiene tres botones. El botón central permite parar o reanudar la reproducción, y el de los laterales son para subir y bajar el volumen. Si queremos avanzar a la siguiente canción o retroceder, tenemos que hacer un gesto con el dedo desde el botón de bajar volumen hasta el de subir volumen o viceversa. Me parece muy intuitivo.

Además del Sonos Move también se incluye una base de carga que es muy sencilla de utilizar. Solo tenemos que poner el altavoz encima y el dispositivo comenzará a cargarse. Es mucho más cómodo que estar conectando el cable en la parte trasera.

El Sonos Move es muy resistente. Tiene una certificación IP65, para la resistencia a las salpicaduras y al polvo Durante estos meses he estado transportándolo a todas partes, se ha mojado y ha estado a plena luz del son, y sigue funcionando sin ningún problema.

Aplicación y asistente: en perfecta sintonía

El Sonos Move se sincroniza con Sonos S2, un sistema propio que funciona a través de una aplicación y nos permite gestionar nuestros dispositivos, así como realizar algunas acciones extra. Desde la app no solo podemos enlazar y controlar la reproducción del Sonos Move, también podemos activar el Asistente de Google o Amazon Alexa, es posible enlazar nuestros servicios de música a través de la app.

Personalmente yo solo he utilizado la aplicación de Sonos para enlazar el Move y gestionar los Asistentes y la reproducción. Sin embargo, incluye otras opciones muy interesantes que debes conocer, sobre todo si estás pensando en añadir más de un dispositivo Sonos a tu hogar.

La aplicación se divide en cinco categorías diferentes. La primera permite ver la música que hemos escuchado recientemente en nuestro equipo. En segunda categoría podemos acceder a las radios o servicios de música que hemos enlazado, para reproducir directamente desde ahí. La integración con los servicios es muy, pero que muy buena. Toda mi biblioteca de Apple Music se enlaza con la aplicación y puedo buscar las canciones rápidamente desde la app.

Podemos enlazar prácticamente cualquier servicio de música en streaming: desde Apple Music, Spotify, Amazon Music, SoundCloud, Tidal… incluso servicios de Radio o Podcast.

La categoría principal, llamada ‘Sistema’ deja ver información sobre nuestros dispositivos conectados, así como un control de la reproducción.

También hay una sección para Buscar las canciones, álbumes, Artistas o listas. Por supuesto, desde la plataforma que tengamos enlazada. La última categoría es la de configuración. Aquí podemos gestionar todo acerca de nuestro dispositivos Sonos: escoger y configurar el asistente, añadir servicios de voz, cambiar las preferencias de la aplicación… Todos los ajustes están muy bien explicados y son bastante útiles.

Uno de las mejores prestaciones que tiene el Sonos Move es que podemos escoger entre los dos asistentes principales: Alexa o Google Chrome. Ambos se pueden sincronizar desde la app y se enlazan rápidamente. Personalmente, utilizo Alexa porque así puedo pedirle que reproduzca música desde Apple Music, el servicio que tengo actualmente. Y Alexa funciona muy, muy bien. Los 6 micrófonos del Sonos Move permiten que pueda convocar al asistente desde prácticamente cualquier parte y las respuestas de Alexa son siempre muy acertadas.

El Sonos Move se puede conectar por WiFi a través de la app, donde también podremos hacer uso de AirPlay si tenemos un iPhone. Además, también es posible conectarlo a través de Bluetooth cuando no estamos en casa o si queremos que otra persona reproduzca música desde su dispositivo.

La app de Sonos es muy, pero que muy buena. Tiene muchísimas opciones y, como he dicho, la opción de enlazar el servicio de música y navegar por el desde la propia app, me encanta. Incluso nos permite reanudar la música desde el propio altavoz sin necesidad de entrar a la app de nuevo cada vez que nos vamos. Echo en falta una opción que espero que se implemente en futuras actualizaciones: la posibilidad de ver las letras de las canciones.

Los puntos más importantes del Sonos Move

Ahora sí, vamos con el sonido, que es el punto fuerte de este dispositivo. La compañía ha implementado un sistema de sonido que se adapta al entorno de forma automática. Esta tecnología se llama Auto TruePlay y funciona de manera muy sencilla. A través de los micrófonos incorporados en el propio dispositivo, el Move de Sonos puede reconocer el entorno y ajustar el sonido automáticamente cuando lo movemos o lo cambiamos de lugar. Así tendremos siempre el mejor sonido sin necesidad de calibrarlo manualmente con la aplicación cuando, por ejemplo, pasamos de tenerlo en el dormitorio al salón.

Sonos Move

Más allá de TruePlay, el Sonos Move incluye dos amplificadores digitales de clase D, así como un tweeter con un campo sonoro muy amplio. En líneas generales, el Sonos Move suena muy, pero que muy bien. Tiene un sonido muy nítido, con unos bajos muy bien calibrados y un volumen muy adaptado, haciendo que las melodías con volumen máximo suenen muy fuertes y que en el volumen mínimo no pierda detalle en la voz y los movimientos.

Por supuesto, a través de los ajustes de la aplicación podemos ajustar algunos parámetros del sonido, como los graves o agudos. Personalmente, no me ha sido necesario ajustar el nivel.

Sobre la batería, el Sonos Move cuenta con hasta 10 horas de autonomía con reproducción de música. Sin embargo, la autonomía depende del tipo de conexión, el modo de música o incluso de la temperatura del dispositivo. En la práctica, ofrece unas 6 horas de autonomía con conexión Bluetooth.

Se carga a través de una base específica que puede quedarse en casa. Fuera, podemos cargarlo a través de la conexión USB que tiene en la parte inferior. Podemos utilizar, por ejemplo, el cargador de nuestro móvil.

Un detalle curioso es que la batería del Sonos Move es intercambiable. Si bien es cierto que no es un proceso sencillo, no es necesario llevarlo al servicio técnico para hacerlo. Solo tenemos que extraer una tira de silicona que hay en la parte inferior y desatornillar un par de tornillos para cambiar la batería por una nueva. Eso sí, no es necesario cambiar la batería cada poco tiempo, puedes estar incluso años con el mismo componente.

Precio y conclusiones , ¿merece la pena el Sonos Move?

El Sonos Move cuesta de 400 euros, un precio similar a los altavoces inteligentes de gama alta de otros fabricantes, como el HomePod o el Amazon Echo Studio. Hay que tener en cuenta que este altavoz también es inalámbrico, algo que no tienen el resto de dispositivos inteligentes de audio. Es un altavoz caro, pero os puedo asegurar que por la calidad de sonido y todo lo que es capaz de hacer gracias a su aplicación, merece mucho la pena.

Utilizo el Sonos Move prácticamente desde que me levanto hasta que me acuesto: de lunes a viernes está en mi despacho. Por lo mañana se encarga de reproducir mi ración de podcast diario y ser mi asistente (consultando recordatorios, tiempo…), además de reproducir música en bajo volumen mientras trabajo y con algo más de sonido cuando termino la jornada. Los fines de semana también se viene conmigo a todas partes: una excursión con los amigos, una tarde de relax en el jardín…. Se ha convertido en un dispositivo imprescindible para mi día a día.

Personalmente, el Sonos Move me parece un altavoz increíble, con un excelente sonido y con grandes opciones. Su diseño portátil hace que podamos transportarlo a cualquier sitio y la aplicación añade muchas más funcionalidades que cualquier otro altavoz.

controles Sonos Move

Me ha gustado mucho el control de reproducción y cómo es capaz de adaptar el sonido en una habitación para que se escuche igual de bien en cualquier zona. También la integración de nuestro servicio de música preferido a través de la App Sonos, así como la inclusión de AirPlay para el iPhone. Por supuesto, la integración con los principales asistentes también es un punto muy positivo. Al final, todo esto es gracias a Sonos S2, que funciona de maravilla. El punto más negativo que le he encontrado está en el diseño. Es un altavoz muy bonito, pero a mi parecer, está ligeramente por debajo de la competencia. Me hubiese gustado ver un diseño ligeramente más compacto, con una cubierta de tela y más variedad de colores, aunque ahora también lo podemos encontrar en blanco Luna.

En definitiva, el Sonos Move es el altavoz que necesitas: una muy buena opción si estás buscando un altavoz portátil, y también un dispositivo inteligente en casa. Con la integración con los asistentes podemos utilizar el altavoz como centro de control para nuestros dispositivos conectados, o incluso pedirle que reproduzca música. Si no estás buscando un altavoz portátil, tal vez sea mejor otra opción más económica y con una calidad de sonido similar. No hace falta ir a otros fabricantes, Sonos tiene dispositivos en su catálogo que cumplen muy bien con estos puntos, como el Sonos One.

Puedes comprar el Sonos aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *