Google Pixel 4a, análisis: pequeño, pero solo en tamaño

Probamos el Google pixel 4a, un móvil que de pequeño solo tiene su tamaño. Análisis con opinión personal, características y precio

A día de hoy siguen siendo poco los móviles compactos, aunque parece que la tendencia de smartphones con pantalla poco a poco vuelve a resurgir. Google es uno de los pocos fabricantes que se atreven a lanzar móviles pequeños para las diferentes gamas. El Pixel 4 es una opción muy interesante en la gama alta, y el nuevo Google Pixel 4a lo es en la gama media. Este último móvil, anunciado hace unas semanas, tiene un procesador menos potente que el Pixel 4, también un diseño inferior, lo que se traduce en un móvil más barato. Sin embargo, ofrece características muy similares a su hermano de gama alta.

El Pixel 4a tiene la misma cámara principal que el Pixel 4, una pantalla OLED con resolución Full HD+, la última versión de Android y otras prestaciones más que interesantes. He podido probar este móvil durante unas semanas y te cuento mi experiencia de uso en este análisis completo con opinión personal.

Diseño: no destaca en lo bonito, sino en lo cómodo

Pixel 4a

Una de las prestaciones más importantes de este nuevo móvil de Google está en el diseño, pero no por sus materiales, sino por su tamaño. Este terminal tiene unas dimensiones de 144 x 69.4 x 8.2mm, que lo convierte en uno de los modelos más compactos que podemos comprar actualmente. Su pantalla es de 5.81 pulgadas y ocupa prácticamente todo el frontal, solo hay unos finos marcos en la zona superior e inferior y una cámara que está directamente en la pantalla, ubicada en la parte superior izquierda.

La trasera es de policarbonato, con un acabado suave y un diseño mate. Ahí vemos una cámara con forma cuadrada, que está compuesta por una sola lente y el flash LED. En este caso, el módulo si tiene una cubierta de cristal y sobresale ligeramente del borde. Justo en el centro está el lector de huellas dactilares.

Google Pixel 4a lateral
Lateral derecho del Google Pixel 4a.

Uno de los principales cambios respecto al Pixel 4 es que se ha eliminado el desbloqueo facial. Con esto conseguimos un mayor aprovechamiento del frontal y ahorrar en costes. Como alternativa, nos encontramos con el lector de huellas dactilares, que funciona a las mil maravillas. El registro es prácticamente inmediato. Solo tenemos que colocar nuestro dedo en la trasera, dar un par de toques y al instante la huella estará registrada. El desbloqueo mediante este escáner, es incluso más rápido. Con pulsar ligeramente, incluso cuando la pantalla del terminal está apagada, el Pixel 4a se desbloquea. Lo hace en cualquier posición.

Dejando de un lado el escáner de huellas, en la trasera también vemos el logotipo de Google. Los marcos, que también son de policarbonatos, se fusionan directamente con la parte de atrás. Es todo una misma pieza, y esto se nota a la hora de sostener el terminal en la mano. Es muy cómodo, suave y nada resbaladizo.

El Google Pixel 4a no es el móvil más bonito, pero sí uno de los más cómodos

Los marcos tienen un grosor de 8.2 mm, suficiente para incluir un conector para auriculares en la zona superior, así como un puerto USB C en la parte inferior para la carga del dispositivo. Justo al lado vemos el altavoz principal. La botonera, como de costumbre, está en el lado derecho. Un detalle interesante es que el botón de encendido / bloqueo ahora es de color blanco. Contrasta muy bien con el color negro del dispositivo.

Pixel 4a lector de huellas

Google ya ha demostrado en anteriores modelos que no se centran en el diseño general, sino en los pequeños detalles. Un claro ejemplo es este Pixel 4a: no es el más bonito, pero es uno de los móviles más cómodos que he probado en mucho tiempo.

Google Pixel 4a, características

  • Dimensiones y peso: 144 x 69.4 x 8.2mm, 143 gramos de peso
  • Pantalla: OLED de 5.81 pulgadas con resolución Full HD+ y 19.5:9
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 730G
  • RAM: 6 GB
  • Almacenamiento: 128 GB
  • Cámara principal: 12 MP f/1.7 con tecnología Dual Pixel y vídeo 4K
  • Cámara frontal: 8 megapixeles
  • Batería: 3.140 mAh
  • Conectividad: WiFi, 4G, NFC, Bluetooth, GPS…
  • Versión de Android: Android 10 con Pixel Launcher
  • Otros: USB C, lector de huellas en pantalla

Pantalla: no podrás dejar de mirarla

El Pixel 4a cuenta con un panel de 5.81 pulgadas. Es un tamaño bastante compacto, sobre todo si tenemos en cuenta que la mayoría de terminales rondan las 6.4 pulgadas. Además, no hay que olvidar que los marcos son mínimos. Se trata de un panel con tecnología OLED y tiene una resolución Full HD+, así como una relación de aspecto de 19.5:9.

La pantalla del Pixel 4a es muy, pero que muy buena. Destaca, sobre todo, por su excelente nitidez y brillo. Además, tiene una muy buena interpretación de colores: blancos putos (aunque algo fríos para mi gusto) y negros completamente negros, tanto, que son píxeles apagados (uno de los puntos positivos de los paneles OLED).

En este caso no tenemos una tasa de refresco de 90 Hz, como sí incluye el Pixel 4. Algo entendible teniendo en cuenta el precio. Aun así, y pese a que no podemos disfrutar de una mayor fluidez a la hora de navegar, la respuesta táctil es muy muy buena.

En los ajustes del sistema encontramos algunas opciones para el panel de este terminal. Por ejemplo, podemos activar la opción de ‘Atención en pantalla’, que detecta cuando estamos mirando el panel para evitar que se apague. También podemos ajustar la tonalidad de los colores, así como la luz nocturna. Esta opción hace que el panel tener unos tonos más amarillentos para que resulte más fácil leer cuando hay poca luz.

En definitiva, la pantalla del Pixel 4a es muy buena: buenos colores, nitidez excelente y un brillo más que decente, incluso en exteriores. Por ponerle alguna pega, la pantalla azulea dependiendo del ángulo del dispositivo. Además, no tenemos ese modo ‘True tone’ que ajusta las tonalidades dependiendo de la luz ambiente.

Rendimiento y autonomía del Google Pixel 4a

El Google Pixel 4a cuenta con un procesador Snapdragon 730G, está acompañado con una memoria RAM de 6 GB, así como un almacenamiento de 128 GB, una configuración bastante buena teniendo en cuenta que se trata de un móvil de gama media. El Snapdragon 730 también está presente en otros modelos de la competencia, como el Galaxy A71.

He probado ambos dispositivos, y aunque no he podido realizar una comparación, si que me he percatado de que el rendimiento del Google Pixel 4 es bastante mejor, pese a que tienen prácticamente la misma configuración. ¿Por qué? Principalmente por la optimización del software. El móvil de Google está perfectamente optimizado con el sistema, todo se mueve a las mil maravillas, asemejándose más al rendimiento de un móvil de gama alta que de gama media. Las animaciones son fluidas y las aplicaciones se abren prácticamente al instante, y es que, como digo siempre, no hay nada como Android puro.

Pixel 4a

Por lo tanto, y si eres un usuario que se preocupa por el rendimiento, te puede asegurar que el Pixel 4a va a funcionar a la perfección a la hora de navegar por internet, redes sociales etc. En juegos la situación cambia, si bien puede moverlos de forma fluida, aquí notamos que el procesador 730 no rinde también como un 865, y que la buena optimización de software no sirve para mucho en este caso. En los más potentes notamos algo de lag y tirones si jugamos con los gráficos al máximo, algo menos de cortes si lo hacemos con una calidad media. Personalmente, y teniendo en cuenta el tamaño, no creo que el Pixel 4a sea la mejor opción para jugar a juegos del estilo PUBG o Fortnite.

¿Qué pasa con la batería? En este caso tenemos 3.140 mAh. Es una batería bastante decente, que permite llegar al final del día sin ningún problema, incluso con un uso medio-intensivo. Además, el modo oscuro de Android 10 ayuda a optimizar un poco más la autonomía y nos da algo más de tiempo antes de que se agote. El terminal es compatible con la carga rápida, en su caja se incluye un cargador de 18W, que carga el 50% en unos 20 minutos y el 100% en poco menos de 1 hora y 30 minutos.

Cámara: ¿la mejor en un móvil Android? Sí

El apartado fotográfico es uno de los puntos más interesantes del Pixel 4a, y el que más me ha sorprendido. El dispositivo cuenta con una sola cámara principal de 12.2 megapíxeles. Tiene una apertura f/1.7 y cuenta con tecnología Dual Pixel. Es la misma que tiene el Google Pixel 4. En este caso, se elimina el sensor teleobjetivo, solo tenemos una cámara, pero menuda cámara.

El sensor que se incluye hace que el Pixel 4a tenga una de las mejores cámaras en un móvil, compitiendo contra el Huawei P40 Pro y P40 Pro Plus, el Samsung Galaxy S20 o el iPhone 11 Pro. Todos ellos terminales de más de 800 euros. El Pixel 4a cuesta 390 euros.

De día, la cámara consigue capturar resultados impresionantes, tanto a nivel de detalle, color, exposición. Cuesta creer que una simple lente de 12 megapíxeles en un terminal de menos de 400 euros tome estas fotografías. El procesado de Google y el HDR+ de la cámara funcionan a las mil maravillas, y cada foto que he hecho, es digna de admirar.

La cámara del Pixel 4a permite enfocar a personas en todo momento, incluso en movimiento.

Un aspecto que me ha sorprendido mucho es el enfoque de la cámara, no solo es rápido, sino que es muy preciso. A la mínima, incluso cuando la lente está muy cerca del sujeto u objeto en cuestión, toma el enfoque y la fotografía sale espectacular. En parte, esto es gracias al nuevo modo de seguimiento que incorpora, que permite enfocar a la persona u objeto incluso cuando está en movimiento.

En interiores sucede lo mismo. Si bien hay una pérdida de detalle respecto a las fotografías que tomamos en exteriores, esta es mínima y los resultados siguen siendo muy, pero que muy buenos. Tanto a nivel de color, como de exposición, ángulo etc.

¿Qué pasa con los disparos nocturnos? En una cámara móvil podemos esperar que los resultados en la noche o en situaciones oscuras empeoren considerablemente. No es el caso. Los resultados se mantienen con una muy buena nota. El detalle es muy bueno y consigue capturar los colores a la perfección, aumentando el brillo en la escena sin exponer las zonas con luz artificial y sin ruido pronunciado.

El modo noche consigue maximizar estos resultados con algo más de color y brillo en la imagen, manteniendo un buen detalle y aumentando mucho la luz en escenas muy oscuras. En algunas ocasiones incluso la imagen parece que está tomada durante el día o con mucha luz artificial, cuando no lo es, como en el ejemplo de a continuación.

Los modos de cámara del Pixel 4a

La cámara del Google Pixel 4a cuenta con modo retrato. Como solo tenemos una cámara, el software de Google optimiza la escena y desenfoca el fondo. Los resultados son mejores que incluso en los móviles que tienen un sensor específico para ayudar en el desenfoque. Con la misma calidad que vemos en la cámara principal pero con un efecto bokeh muy bien recortado, aunque en algunos casos, sobre todo en los cantos, le cuesta encontrar el corte del enfoque.

Si bien el Pixel 4a no cuenta con una lente teleobjetivo, como incluye el Google Pixel 4, sí tiene un zoom digital de hasta 7x. Google ha incluido una tecnología llamada Super High Res Zoom. A través del software consiguen mejorar la calidad del zoom sin necesidad de contar con una lente teleobjetivo com aumento óptico. Los resultados son bastante buenos. Si bien a los 7 aumentos notamos una pérdida de calidad notable respecto a las fotografías sin zoom, con 2x o 3x los resultados son bastante buenos, tanto en detalle como en color.

Grabación de vídeo y selfie

Google Pixel 4a | Galería de imágenes.

El Google Pixel 4a puede grabar en 4K a 60 fps. Además, cuenta con estabilización óptica. La calidad de los vídeos, incluso en 1080p, es muy buena. Colores excelentes y una muy buena nitidez en todo momento. Además, la estabilización hace un muy buen trabajo y en todo momento los movimientos son muy fluidos.

En cuanto al selfie, la cámara tiene una resolución de 8 megapíxeles. Se resume en buenos resultados, sobre todo en condiciones de buena luz, aunque algo bajos en interiores. Para selfies puntuales y videollamadas es perfecta, no se necesita más. Aunque, bueno, Google ha añadido detalles extra muy interesantes. Entre ellos, el modo retrato o el modo de ‘Visión nocturna’ dentro de la cámara principal.

App de cámara

El Pixel 4a cuenta con la misma aplicación de cámara que el resto de terminales de Google. Lo más interesante es el buen procesado que hace, pero la interfaz tampoco está nada mal. Es bastante intuitiva y minimalista, con los modos en la parte inferior y diferentes controles rápidos en la zona superior. Lo que más destaca de la aplicación es la posibilidad de personalizar algunos aspectos de manera rápida, como el temporizador, la relación de aspecto en la imagen o la opción de fotografías en ‘movimiento’, que realiza automáticamente un pequeño clip de una fotografía.

Además, en la configuración de la app también encontramos opciones muy interesantes. Por ejemplo, compartir las imágenes rápidamente, sin necesidad de acceder a la galería. O también realizar acciones a través de la pulsación de los botones. Por ejemplo, pulsar la tecla de volumen una vez para tomar una fotografía o dos para hacer zoom.

Software: Android 11 y más por venir

Pixel 4a software

He podido probar este Pixel 4a con Android 11, la última versión del sistema operativo de Google. La compañía incluye en sus terminales una interfaz llamada ‘Pixel Launcher’. Prácticamente es Android Puro, pero con algunas ventajas exclusivas para los móviles Pixel.

La interfaz no cambia considerablemente respecto a Android 10. Se mantiene el diseño de los iconos y la opción del cajón de aplicaciones, donde se almacenan todas las apps descargadas. La estética de Android es muy bonita, con iconos minimalistas, colores pastel, tonos suaves y apps con menús muy bien ordenados. Todas las aplicaciones propias, incluso la mayoría que descargamos de Google Play, tienen una interfaz muy similar, lo que facilita mucho el uso en apps que no conocemos mucho.

Una novedad muy importante en el inicio de Android 11 es que ahora el sistema nos puede recomendar aplicaciones en base a nuestros usos. De esta forma, las apps que están ancladas en la parte inferior cambiarán dependiendo de cuáles sean las que utilizamos más o las que queremos gestionar en ese momento.

En Android 11 la navegación se realiza a través de gestos, que son muy similares a los que encontramos en el iPhone o en cualquier otro dispositivo. Para retroceder solo tenemos que pulsar en el lateral de la pantalla. Para ir al inicio deslizamos desde la zona superior y si queremos ver todas las aplicaciones abiertas, mantenemos en el centro. Además, para convocar al Asistente de Google tenemos que deslizar desde una de las esquinas inferiores hacia arriba. Un gesto mucho más práctico que mantener pulsado el botón de encendido. Por cierto, este último recibe una nueva función.

Con Android 11, Google ha transformado por completo el menú al pulsar el botón de inicio. En anteriores versiones solo aparecían las opciones de apagado y encendido. Ahora, muestra un centro de control mucho más práctico. No solo con los menús de apagado, también con un acceso rápido a nuestras tarjetas de Google Play o los accesorios que tenemos conectados desde la app Home. De esta forma no es necesario entrar a la aplicación para bajar el brillo de la luz o encender el televisor. Podemos controlarlo desde este nuevo menú.

Otra de las novedades de Android 11 que también están presentes en el Pixel 4 es el nuevo panel de notificaciones. Ahora se ordenan por categoría o podemos priorizar notificaciones para que se ubiquen en la zona superior. También es posible activar un historial por si borramos una notificación sin querer.

Por otra parte, es importante destacar el nuevo gestos de permisos, que nos permite establecer un solo acceso a los permisos en las aplicaciones.

Por supuesto, Android 11 también cuenta con el Asistente de Google. Uno de los más completos. Podemos preguntar prácticamente cualquier cosa, Google Assistant siempre responde. Además, tiene una interfaz propia que muestra información en la pantalla. El Asistente de Google se complementa con un Feed en la pantalla de inicio que muestra las noticias de nuestro interés.

Precio y conclusiones, ¿merece la pena el Pixel 4a?

Pixel 4a trasera

El Google Pixel 4a saldrá a la venta en España próximamente. Su precio es de 390 euros para una única versión de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno y está disponible en color negro.

El Pixel 4a destaca en muchos de sus apartados. Principalmente en la cámara. Si bien únicamente solo cuenta con un sensor, los resultados son impresionantes, dignos de un móvil de gama alta. De hecho, la cámara es de un móvil de gama alta, por lo que podemos conseguir resultados muy similares a los del Pixel 4, Huawei P40 Pro y más. Eso sí, he echado en falta un sensor gran angular o una lente teleobjetivo. Muchos de los móviles de gama media ya cuentan con ambas opciones.

Otro punto que me ha gustado mucho de este móvil es su pantalla. Por un lado, por lo compacta que es y lo cómodo que resulta navegar en ella. Con una sola mano podemos llegar a los cuatro cantos perfectamente. Por otro, porque ofrece una calidad muy buena. Colores bien interpretados, un brillo más que suficiente y una nitidez excelente.

Por supuesto, el software también tiene puntos positivos. Los Pixel destacan por la integración de Android Puro, sin ningún añadido más que alguna que otra opción exclusiva para estos terminales. Esto hace que el sistema se mueva a la perfección, sin ningún corte ni lag. Además, las aplicaciones están muy bien optimizadas y cuenta con un amplio soporte de actualizaciones.

Con el Google Pixel 4a no hay que preocuparse por las actualizaciones, están garantizadas hasta 2023

Fuente: Google.

¿En qué flojea más este Pixel 4a? El aspecto físico es uno de estos puntos negativos. Si bien no es un móvil feo y es muy cómodo en mano, está algo por debajo frente a su competencia, con materiales más ‘básicos’ y unas líneas no tan cuidadas, a excepción del frontal, que tiene un muy buen aprovechamiento.

Pixel 4a

Otro aspecto donde podría mejorar es en el rendimiento. Sobre todo, si lo comparamos con su mayor rival: el iPhone SE de segunda generación. Este incluye un procesador de alta gama, mientras que el Pixel cuenta con un Snapdragon 730 que está enfocado a la gama media. Si bien ofrece un buen rendimiento a día de hoy, se puede quedar algo justo en los próximos años.

En definitiva, el Pixel 4a es una muy buena opción si estás buscando un Android compacto que destaque en el apartado fotográfico y que ofrezca buenas prestaciones para el uso diario. Eso sí, hay que tener en cuenta que también hay alternativas muy interesantes, como el iPhone SE. Dentro de Android, sí que encontramos pocas opciones de móvil compacto, y esta es una de las mejores.

Aquí hay algunos puntos interesantes de este Pixel 4a que también debes conocer.

  • Cuenta con conector de auriculares: esta en la zona superior.
  • Buen sonido: tiene altavoz estéreo y cumple bastante bien
  • 3 meses gratis de YouTube Premium: si compramos el terminal en la tienda de Google. También podemos acceder a 3 meses de Google One y Google Play Pass.

Puedes comprarlo aquí.

Puntuación

Puntuación
8 10 0 1
  • Diseño
    6/10 Correcto
  • Pantalla
    9/10 Excelente
  • Rendimiento
    7/10 Notable
  • Batería
    6/10 Correcto
  • Cámara
    9/10 Excelente
  • Software
    9/10 Excelente
  • Desbloqueo y seguridad
    9/10 Excelente
  • Sonido
    6/10 Correcto
8/10
Total Score

Puntos positivos

  • La pantalla es excelente
  • La cámara ofrece resultados impresionantes
  • Compacto y cómodo en mano
  • Android Puro y con futuras actualizaciones garantizadas

Puntos negativos

  • El diseño bastante básico
  • Echo en falta una cámara gran angular
  • Algo más de batería no hubiera estado mal
2 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *