Nest WiFi, análisis del router y punto Wi-Fi con Asistente de Google

Nest WiF
Probamos el Nest Wifi con el pack de Router y punto Nest, que además cuenta con un altavoz para utilizar el Asistente de Google, ¿merece la pena?

Google anunció hace unos meses la segunda generación de su router inteligente. En este caso, llamado Nest WiFi. Este dispositivo llega con un nuevo diseño y más funcionalidades. Entre ellas, la posibilidad de utilizar uno de los puntos Wi-Fi como altavoz con Asistente de Google. En Virtualizados hemos probado tanto el Nest WiFi (Router) como el punto Nest. Te contamos nuestra experiencia en este análisis.

¿Cómo funciona el Nest WiFi?

Nest WiFi es un router que permite crear una red en malla en nuestro hogar u oficina. Las redes en malla ofrecen una conexión más estable, principalmente porque la conexión se reparte entre los dispositivos. Es decir, el dispositivo principal (en este caso, el Router) puede ofrecer conexión a un punto WiFi, y el punto WiFi puede ofrecer conexión a otro punto que esté más alejado del Router principal. De esta forma, se puede garantizar una buena conexión a internet en toda la zona.

Además, si un punto WiFi que permite red en malla deja de funcionar, la conexión se desvía a otro punto y no se corta.

Nest WiFi

Las conexiones WiFi tradicionales se conectan a un solo router, que es el principal. Por lo tanto, el punto o la extensión más alejada no obtendrá una conexión tan buena, porque está más lejos del Router y el otro dispositivo, que también sirve como punto, no puede ofrecer conexión.

¿Cómo sé cuántos puntos debo escoger? Depende del tamaño de tu casa o de la zona donde quieres tener internet. Google menciona que un router cubre hasta 120 m2. Con un Router y un punto WiFi podemos cubrir hasta 210 m2 y con un router y dos puntos WiFi se pueden alcanzar los 300 m2 de conexión.

La conexión

Uno de los puntos que más preocupa de estos dispositivos es si transmiten la conexión contratada. En mi caso, tengo contratada la fibra óptica de Movistar con 600 MB simétricos. Desde la app Google Home podemos hacer una prueba de velocidad del Nest WiFi, tanto de subida como de bajada. He decidido comprobar hasta qué distancia es capaz de llegar el Router Nest WiFi.

En la primera prueba he conectado mi ordenador a través de cable Ethernet y la velocidad ha sido de aproximadamente 600 MB de bajada, que es lo que tengo contratado. Algo menos con el mismo equipo conectado a través de WiFi y a una distancia de aproximadamente dos metros del router. Unas 500 MB.

Con el móvil la conexión es algo más lenta, pero también ofrece muy buenos resultados. En la aplicación

Nest Wifi conexiones

Desde el móvil, el Nest Wifi ofrece unos resultados de 606 MB de bajada y 554 MB de subida, lo que significa que cumple perfectamente con los MB contratados en mi tarifa. Eso sí, los resultados los realiza a través de la aplicación. Si realizo un test de velocidad desde internet, los resultados no son los mismos. De bajada llega hasta los 113 MBps y de subida a los 112 MBps. No está mal para estar conectado vía WiFi a un dispositivo móvil.

A medida que vamos añadiendo distancia entre el dispositivo y el router, la velocidad empeora ligeramente. Aunque en líneas generales ha obtenido muy buenos resultados. En parte, gracias a la conexión mesh. Es decir, el terminal mantiene siempre la conexión, incluso aunque estemos a distancia del router. Baja la velocidad, sí, pero se mantiene estable incluso para consumir contenido en alta resolución.

Durante mi experiencia siempre he conseguido buenos resultados de conexión. Ningún corte y sin ningún problema de bajada de calidad en la reproducción de streaming. Por ejemplo, con mi TV conectada a través de WiFi he podido disfrutar siempre de contenido en 4K. Google menciona que podemos conectar hasta 100 dispositivos. Además, permite WiFi simultáneo de 2.4 y 5 Ghz

Configuración y app

Configurar el Nest WiFi es muco más sencillo que cualquier otro router. Solo hay que reemplazar el anterior dispositivo y conectar el cable principal al Router Nest Wifi, así como conectar el dispositivo a la corriente. Después, es hora de ir a la app Google Home, donde se configurará el dispositivo de forma automática. Solo tenemos que pulsar en el botón ‘+’ de la app y en Configurar nuevo dispositivo. Google Home encontrará el Nest WiFi y realizará los pasos automáticamente. Seleccionamos el nombre de la red, contraseña y algún que otro ajuste y el dispositivo ya estará listo para utilizarse.

Para conectar el punto WiFi hay que realizar los mismos pasos. Google detectará que es un punto complementario al Router y realizará toda la configuración. Solo tenemos que escanear el código QR que hay en la parte inferior del punto. Además, Con el móvil la conexión es algo más lenta, pero también ofrece muy buenos resultados. En la aplicación, ya que el punto WiFi también puede servir como altavoz inteligente.

Una vez sincronizado tanto el punto WiFi como el router, la app de Google Home realizará la prueba de conexión en malla. Esta función permite detectar si el router y el punto WiFi está en una ubicación correcta para ofrecer la mejor conexión.

Desde la app Google Home también podemos ajustar diferentes parámetros y cambiar algunos ajustes. Así como conocer cuál es el estado del router y qué velocidad alcanza.

Grandes opciones

Nest Wifi

La app Google Home no solo nos permite sincronizar y ajustar los principales parámetros del router y punto WiFi, también ofrece multitud de opciones de seguridad. La app tiene una sección WiFi, donde podemos ver qué puntos y dispositivos están conectados. Podemos ver la velocidad que está utilizando cada dispositivo y limitar la conexión o pausarla si, por ejemplo, hay algún producto que no queremos que utilice conexión a internet.

También podemos ver los puntos conectados y el nivel de conexión, así como la última prueba de velocidad realizada y el resultado.

Una de las opciones más interesantes es la posibilidad de configurar el Wi-Fi familiar. Es muy útil, sobre todo, para controlar el internet de los más pequeños de la casa. Con el control familiar podemos escoger las diferentes horas de conexión en los dispositivos que escojamos. Por ejemplo, podemos permitir que la tablet tenga conexión a internet durante una hora al día. Además, también está la posibilidad de bloquear diferente contenido.

Otra opción muy interesante es la de priorizar la conexión de los dispositivos. Esta es una de las funciones que más he utilizado. Puedo seleccionar que la TV tenga la conexión más rápida posible para así ver una serie en máxima resolución.

Por último, la app también nos permite crear una red para invitados. Así pueden acceder fácilmente sin necesidad de dar los datos de nuestra red WiFi. Podemos escoger un nombre y contraseña y compartirla a través de dispositivos.

Punto WiFi y asistente

Punto WiFi Nest

Como he comentado, el punto WiFi permite ofrecer una mayor conexión en la zona. Es muy útil, sobre todo, cuando los lugares son más amplios. Pero además de ofrecer un mayor alcance en la conexión, este punto también cuenta con Asistente de Google. Es una especie de Nest Mini que nos permite comunicarnos con Google a través de la voz.

No solo podemos realizar los clásicos comandos de Google, sino que también es capaz de reconocer algunos comandos relacionados con el router. Por ejemplo, la velocidad de conexión o el estado de la red. En cuanto al altavoz que incorpora, cuenta con un sonido decente y de gran alcance, perfecto para escuchar música en el salón de casa o dormitorio.

El punto WiFi cuenta con cuatro micrófonos en la zona superior para el reconocimiento de los comandos ‘Hey Google’ y ‘oK Google’. También tiene un control táctil para subir y bajar el volumen, así como una luz LED en la parte inferior que se activa cuando el asistente reconoce nuestra voz.

Opciones y precios, ¿Cuál merece más la pena?

El Google Nest WiFi tiene un precio de 160 euros. El punto Nest WiFi, que se compra por separado, cuesta 140 euros. Sin embargo, Google también vende un pack con un Router y punto por 260 euros. Además, si tenemos el Google WiFi, podemos comprar solo el Punto Nest y compatibilizarlo.

En términos de diseño, el Nest WiFi cumple perfectamente. Es un dispositivo compacto, con una estética minimalista que queda bien en cualquier parte de la casa. Además, las conexiones están debajo, por lo que los cables no se ven. Tampoco tiene botones en el frontal, solo una luz LED indicadora, que además se puede ajustar desde la aplicación.

En líneas generales o frece una muy buena cobertura y un buen rendimiento. Además, la configuración y los ajustes dentro de la aplicación son muy útiles. Por lo tanto, es una buena opción para aquellos usuarios que estén buscando un router compatible con redes en malla, y que además, tengan una buena integración con el Asistente de Google, para ampliar la conexión en el hogar. Para la mayoría de usuarios la velocidad que ofrece es más que suficiente, y si quieres un router que te garantice siempre una buena conexión y la posibilidad de ver contenido en alta resolución (siempre y cuando la velocidad de tu red te lo permita), es una de las mejores opciones.

Es cierto que el Nest WiFi tiene que mejorar en algunos aspectos, como en el precio, ya que hay varias alternativas que también ofrecen muy buenas funciones con un precio más económico. Además, aunque la conexión es buena y la red en malla funciona muy bien, he echado en falta algo más de velocidad con conexión WiFi en juegos.

Puedes comprar el Nest WiFi aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *