Apple Silicon: esto es lo que supone la arquitectura ARM en los Mac

Apple lanza macOS Big Sur: novedades, Mac compatibles y cómo actualizar
Los Mac llevarán de ahora en adelante procesadores ‘Apple silicon’, un cambio que aunque parece menor va a suponer una evolución para el mercado de ordenadores. Lo analizamos.

Llevo 2 días diciendo que lo del pasado lunes 22 no fue una Keynote habitual de Apple, aunque lo parezca. Sí, anunciaron sus novedades en sistemas operativos y algún que otro compromiso relacionado con la privacidad. Y lo más importante, y a lo que parece que el usuario final no le hizo mucho caso: los Mac llevarán de aquí a dos años procesadores Apple Silicon desarrollados por la compañía – como el iPhone, el iPad o el Apple Watch. 

Esto parece algo menor, cambiar un procesador por otro. Pero en realidad va mucho mas allá: supone modificar la arquitectura del hardware del Mac, olvidándonos del famoso x86 de Intel, hacia una ARM desarrollada por la compañía. Las ventajas de esto son muchas, pero también tiene sus contras como todo; pero lo más importante: Apple acaba de revolucionar la industria de los portátiles personales sin que muchos se hayan dado cuenta. 

ARM: el futuro de la informática

Apple Silicon

A muchos os sonará a chino esto del ARM, por eso Apple lo ha evitado en todas sus comunicaciones. Se ha limitado a decir que van a meter sus propios chips: “Apple silicon”; y en concreto, una nueva familia que van a desarrollar para el Mac. En resumidas cuentas: los Mac van a llevar el mismo tipo de procesador y arquitectura que los iPhone, los iPad, el Apple Watch… 

Esto, a corto plazo, va a ofrecer mejor rendimiento (solo hay que ver la potencia gráfica del iPad Pro o el iPhone 11) y eficiencia de cara a la autonomía de las baterías, además de menos calor pues, generalmente, no necesitan ventilación independiente. Sin olvidarnos de que con ellos Apple puede innovar más y más rápido, a su propio ritmo de lanzamientos, al no dependen de compañías externas como Intel lancen sus nuevos procesadores; además de ofrecer mejoras como Secure Enclave o Neural Engine en los Mac. 

¿Cuál es la pega entonces? ¿Por qué no se ha hecho antes? Cambiar de arquitectura en una familia de ordenadores significa que todas las aplicaciones tienen que adaptarse, compilando de nuevo el código, a este sistema ARM. Por eso Apple ha anunciado el cambio antes de lanzar un portátil ARM: necesitan que los desarrolladores se pongan las pilas y compilen de nuevo sus aplicaciones para esta nueva arquitectura. Tienen para hacerlo hasta finales de año. 

Apple, marcando tendencia 

Mac_OS
Big Sur, la nueva versión de macOS.

Como ya es costumbre, Apple marca tendencia. Lo hicieron con las dobles cámaras tras el iPhone 7 Plus, con los auriculares True Wireless tras los AirPods… y esto no va a ser diferente. ¿Alguna vez habías oído hablar de ordenadores ARM? Déjame decirte que compañías como Lenovo o Microsoft ya los han fabricado antes, pero han sido un fiasco. 

Surface Pro X es la gran promesa de Microsoft en el ARM: un convertible potentísimo con el que no se puede hacer nada. Estupendo. ¿El motivo? Su procesador y arquitectura no soportan muchas apps como Photoshop, AutoCAD, y un largo etcétera – lanzaron un portátil sin apoyo de los desarrolladores que, desde el principio, estaba condenado al desastre. 

Lo de Apple es diferente. Los desarrolladores ya están volcados con el desarrollo de apps en esta arquitectura y de aquí a nada tendremos cientos y cientos de apps ARM, haciendo más fácil para otros fabricantes lanzar sus propios ordenadores con este tipo de procesadores. Si, lee entre líneas: Apple ha revolucionado la industria y ha abierto las puertas de lo que serán los próximos 15 años de ordenadores personales. 

La hoja de ruta no olvida, ni mucho menos, a los Mac con Intel 

Apple Macbook Air 2020
Macbook Air de 2020 con procesador Intel.

La principal preocupación de muchos usuarios ahora es: ¿qué va a pasar con mis Mac con Intel? Lo entiendo, sinceramente – pero no hay que preocuparse, yo mismo me he comprado un Mac de 2000€ hace una semana y sin despeinarme. Apple va a seguir dando soporte a los Mac con Intel muchos muchos años más, con nuevas versiones de sistema operativo y funcionalidades.

Eso si, de aquí a dos años todo lo que se lance serán equipos con Apple Silicon, por lo que sería evidente que los desarrolladores empiecen a apostar únicamente por este tipo de compilación para ARM. Es posible que, de aquí a 4/5 años, el número de nuevas apps compatibles con x86 (o Intel) sea relativamente más pequeño que las disponibles para ARM. Esto si, suposiciones: solo el tiempo lo dirá. 

Nos depara un futuro muy muy interesante. Y yo, sinceramente, no veo el momento de que llegue el día de la verdad y tenga en mis manos el primer Mac con chips propios de Apple. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *