15 días con el Samsung Galaxy A71: análisis y opinión

Samsung Galaxy A71: análisis y opinión
Análisis (review) y opiniones del Samsung Galaxy A71, uno de los mejores móviles de gama media del mercado.

La gama media cada vez se parece más a la gama alta. La gama alta cada vez es más cara. Seguro que ya te has dado cuenta, y esto te hace pensar en que es mejor comprar un móvil de unos 400 – 500 euros, antes que uno de 1.000 euros. En este rango de precio (400€) hay muchas opciones. Apple, por ejemplo, tiene una muy interesante: el iPhone SE de 2020. Pero Samsung también tiene una alternativa, que además me ha sorprendido gratamente. Me refiero al Samsung Galaxy A71. Lo he probado durante unas semanas y te cuento mi experiencia en este análisis.

Primero, vamos a conocer qué lleva el Samsung Galaxy A71. Cuáles son sus especificaciones técnicas.

Samsung Galaxy A71: características

  • Dimensiones y peso: 163,6 x 76,0 x 7,7 mm, 179 gramos
  • Pantalla: AMOLED de 6.7” con resolución Full HD+
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 670, ocho núcleos
  • RAM: 6 GB
  • Almacenamiento: 128 GB
  • Cámara principal: 64 MP + 12 MP gran angular + 5 MP profundidad + 5 MP teleobjetivo
  • Cámara frontal: 32 megapíxeles
  • Batería: 4.500 mAh con carga rápida de 25W
  • Conectividad: 54G, NFC, Bluetooth, GPS, USB C
  • Versión de Android: Android 10 con One UI 2.0
  • Otros: USB C, Lector de huellas en pantalla

Diseño

Samsung Galaxy A71

El Samsung Galaxy A71 no es un terminal que destaque por su diseño: los materiales no son los más premium, y tampoco tiene una estética llamativa, a excepción del frontal, del que hablaré más adelante. Lo que sí llama la atención es su peso: 179 gramos. En mano se nota muy ligero. Es el punto positivo del policarbonato, que es ligero en comparación con el resto de terminales de dimensiones similares, pero que cuentan con cristal o aluminio. .

La trasera del Galaxy A71 cuenta con una doble curvatura en los cantos. Esto hace que el terminal obtenga un mejor agarre. El módulo de cámara está en la zona superior derecha y tiene una forma rectangular. Este sobresale ligeramente del borde, pero no es tan pronunciado como en otros modelos. En cuanto al acabado de la trasera, tiene como una especie de diseño con líneas y un efecto arcoíris algo confuso, pero muy llamativo.

Los marcos, que también son de policarbonato, tienen un grosor de 7.7 milímetros. En la parte derecha está la botonera, tanto de volumen como el botón de encendido. En la zona derecha solo vemos la bandeja para las tarjetas SIM. Por otra parte, el terminal cuenta con un conector USB C y Jack de 3.5 mm para los auriculares. En esta zona también está el altavoz principal, que tiene un sonido bastante bueno.

Samsung Galaxy A71 frontal

Como adelantaba, lo más llamativo del Samsung Galaxy A71 es el frontal. A diferencia del iPhone SE 2020, el móvil de gama media de Samsung cuenta con marcos mínimos, tanto en la zona inferior como en la superior, aunque un poco más pronunciados en la parte de abajo. La cámara está directamente en la pantalla. En el centro de la zona superior. Es una lente compacta y apenas molesta. Es más, ayuda a dar esa sensación de ‘todo pantalla’ que tanto nos gusta. Como está en la zona superior se alinea sobre el panel de notificaciones.

Un detalle curioso es que el sistema hace un efecto al rededor de la lente cuando el terminal detecta que vamos a usar la cámara frontal. Por ejemplo, para desbloquear el terminal o a la hora de hacernos un selfie. Por cierto, el altavoz para las llamadas está en el marco superior.

La pantalla del Galaxy A71

Y hablando de la pantalla, el Samsung Galaxy A71 cuenta con un panel AMOLED de 6.7 pulgadas con resolución Full HD+ (1080×2400 píxeles). En total la pantalla tiene una densidad de píxeles de 393 y cuenta con un ratio de 20:9.

Galaxy A71 pantalla

Samsung nos tiene muy bien acostumbrados con sus paneles AMOLED, y en este caso no iba a ser diferente. La pantalla del Samsung Galaxy A71 es muy buena en cuanto a nitidez y color. Su gran tamaño hace que sea muy útil para consumir contenido multimedia o jugar a juegos, y tiene unos muy buenos colores. En cuanto al brillo, en interiores responde muy bien, pero en zonas más iluminadas echamos en falta algo más de nits. Los ángulos de visión son muy buenos y no amarillean.

La respuesta táctil también es muy buena, sin embargo, la sensación a la hora de navegar por la pantalla es algo diferente a la que encontramos en otros dispositivos, en mi caso la noté algo más ‘plasticosa’ de lo que me gustaría durante los primeros días de uso, también ligeramente resbaladiza. Después de unos días me acostumbré al tacto del panel.

Samsung nos permite ajustar los colores y tonalidades desde el sistema. Podemos escoger entre tonos más naturales o intensos, o cambiar la tonalidad a más fría o cálida.

Rendimiento y autonomía

El Samsung Galaxy A71 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 730. Está acompañado con 6 GB de memoria RAM, así como 128 GB de almacenamiento interno. Una configuración estándar en la gama media.

Galaxy A71

El procesador es lo suficientemente potente para el día a día, con buen procesamiento en tareas complicadas, como gestión de la multiventana, juegos potentes, redes sociales, navegación por internet, productividad etc. Sí que he notado algún que otro corte en alguna transición o animación, pero es más cosa del software. En los juegos todo se mueve bien con unos gráficos medios / altos.

En cuanto a la batería, el Galaxy A71 cuenta con 4.500 mAh. Durante mi tiempo de uso el terminal me ha llegado a durar hasta los dos días con un uso medio, siempre aplicando el modo oscuro en la pantalla. Con un uso algo más intensivo la batería me ha durado día y medio sin ningún problema. Se traduce en unos muy buenos resultados. Además, cuenta con carga rápida a través de USB C.

Cámara

Cámara del Samsung Galaxy A71

Llegamos al apartado fotográfico de este móvil de gama media. En este caso nos encontramos con una configuración de cuádruple cámara. El sensor principal es de 64 megapíxeles. Le sigue una cámara gran angular de 12 megapíxeles. También otros dos sensores destinados a la profundidad de campo y al macro, con resolución de 5 megapíxeles.

Como siempre, comienzo hablando por la lente principal. Si bien es de 64 megapíxeles, por defecto las fotografías las toma a 13 megapíxeles. Principalmente porque con una resolución tan alta llenaríamos el almacenamiento interno con cuatro fotos: pesan mucho. Los 64 megapíxeles se pueden activar a través de un modo específico. Yo solo lo recomiendo activar si sabes que después vas a editar la fotografía de manera más profesional. O bien, la vas a visualizar en una pantalla más grande. O incluso imprimirla Si es para postear en redes sociales o guardarla en la galería, no hace falta activar el modo de alta resolución.

¿Y cómo son los resultados con la lente de 64 megapíxeles? Muy buenos en líneas generales. La cámara hace un buen trabajo con el detalle, y capta bastante luz. Consigue capturar con poco ruido las tomas más alejadas.

En cuanto a las fotografías por defecto, lo cierto es que los resultados también son muy similares. Buen color y detalle en la mayoría de situaciones, sobre todo en condiciones de buena luz. La interpretación de las sombreas es buena y la exposición, a mi gusto, algo subida. En interiores notamos algo más de ruido, pero con los mismos buenos resultados.

Un retrato decente con posibilidad de ajustar el enfoque

La cámara principal también toma fotografías en modo retrato, y lo hace con ayuda del sensor ToF de 5 megapíxeles. En general los resultados son buenos, aunque notamos algo de sobre exposición con una apertura bastante amplia. Un punto positivo es que podemos ajustar el grado de desenfoque. Aquí puedes ver las diferencias entre la cámara normal y el modo retrato.

Gran angular en el Samsung Galaxy A71

La cámara gran angular de 12 megapíxeles también hace un buen trabajo en exteriores. Aquí perdemos algo más de detalle, ya que tiene que capturar más información (un mayor ángulo). Sin embargo, mantiene los buenos colores (verdes algo más saturados) y un brillo adecuado. La cosa cambia cuando oscurece o cuando tomamos fotografías en interiores, comenzamos a ver algo más de ruido.

El sensor macro

En cuanto al sensor macro, la calidad no se puede comparar con la lente principal. Tampoco con la cámara ultra gran angular. Sin embargo, los resultados también son muy buenos para capturar a corta distancia. Consigue captar hasta el más pequeño insecto o el mínimo detalle en una planta. Eso sí, le cuesta algo enfocar.

La app de cámara es la misma que vemos en otros terminales Samsung. Una muy buena interfaz, con controles fáciles de usar y un aspecto minimalista. Un punto interesante es que podemos editar y ordenar los modos a nuestro gusto. La app de cámara de Samsung está escasa de funciones: modo profesional, panorámico etc.

Software

El Samsung Galaxy A71 cuenta con Android 10 y One UI 2.0. Es una capa de personalización propia. Ya lo he dicho en anteriores análisis de móviles Samsung. Personalmente, One UI me parece una de las mejores capas de personalización en un móvil Android. Bonita, muy bonita. Con iconos minimalistas, ajustes claros, gran cantidad de opciones útiles y un diseño muy intuitivo. Samsung separa la interfaz en dos partes: la zona de arriba todo el contenido legible.. La zona de abajo están los controles.

Esto ayuda a encontrar los ajustes y aquellas opciones que queremos activar. En las aplicaciones también tenemos un diseño propio, con iconos muy minimalistas y una paleta con colores pastel muy acertada.

Samsung cuenta con algunas opciones en su capa de personalización. Entre ellas, la posibilidad de activar el modo oscuro o la navegación por gestos. También cuenta con apps y servicios propios. Por ejemplo, una tienda de aplicaciones propia, una app de música o un gestor de correo electrónico. Todas estas apps se pueden sincronizar con nuestra cuenta de Samsung, y lo cierto es que las copias de seguridad y la sincronización con otros dispositivos de la firma funciona muy bien.

Pese a que el Galaxy A71 no tiene una pantalla plana, el terminal cuenta con la función lateral llamada ‘Panel Edge’. Consiste en una pestaña que se ubica en un lado de la pantalla, y que al deslizar accedemos a diferentes accesos directos. como las apps más usadas, un acceso a los principales contactos a aplicaciones especiales, como brújula. También accesos directos a algunos ajustes.

Lo malo de la interfaz es la poca optimización que hay con este terminal. Los Galaxy S20 y otros modelos de alta gama tienen unas animaciones muy fluidas, sin ningún corte ni lag. En este caso sí he notado algo de lag en la interfaz y pequeños bugs que espero que corrijan en otras actualizaciones. Por cierto, el Samsung Galaxy A71 cuenta con NFC, por lo que podemos hacer pagos a través de Samsung Pay. También cuenta con Bixby Home, el asistente virtual de la compañía.

Precio y conclusiones

Galaxy A71 frontal

El Samsung Galaxy A71 se puede comprar actualmente por unos 400 euros. En España solo se vende la versión de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Como he explicado en el apartado de rendimiento, una configuración más que suficiente. ¿Qué tal el Samsung Galaxy A71?

Hay muchos aspectos que me han gustado de este móvil. Otros que no tanto. Comienzo hablando de lo que sí me ha gustado. Una de esas prestaciones es la pantalla. No solo por la calidad, sino por el tamaño y el buen aprovechamiento del frontal. Samsung nos quiere acercar a su gama alta con una muy buena experiencia, con un panel AMOLED que se ve a las mil maravillas y con un diseño frontal muy muy llamativo.

La cámara del Galaxy A71 también me ha gustado. Sobre todo lo versátil que es y los buenos resultados que tiene en condiciones de buena luz. Mención especial al modo macro, que consigue unos resultados muy buenos.

Samsung Galaxy A71

Su batería también es muy buena. Con más de un día de uso para usuarios muy exigentes. Hacía tiempo que no disfrutaba de una batería así en un móvil de 400 euros. Su rendimiento también es muy bueno. Así como su capa de personalización. Eso sí, en este caso he de destacar la poca optimización de este terminal. He notado algunos cortes y lag en las animaciones. Está claro que no es por el rendimiento, sino por la optimización del sistema.

Y es que la mala optimización del software es uno de los puntos negativos de este móvil, pese a que ONE UI es muy buena capa de personalización. Otro aspecto que podría mejorar es en el del diseño: me hubiese gustado ver cristal en esa trasera, en vez de policarbonato. Además, también habría estado bien ver resistencia al agua y al polvo en este móvil.

Más allá de los dos puntos negativos, el Galaxy A71 es una muy buena opción para aquellos usuarios que están buscando un móvil que destaque en batería, pantalla y rendimiento. Con un apartado fotográfico notable y una capa de personalización con muchas opciones. Es sin duda, una de las mejores opciones de compra por este precio.

Compra aquí el Samsung Galaxy A71.

Puntuación

Product
8 10 0 1
  • Diseño
    8/10 Notable
  • Pantalla
    9/10 Excelente
  • Rendimiento
    7/10 Notable
  • Cámara
    7/10 Notable
  • Batería
    9/10 Excelente
  • Software
    6/10 Correcto
8/10
Total Score

Puntos positivos

  • Buena pantalla
  • Cámara con buenos resultados
  • Buena batería

Puntos negativos

  • Mala optimización en el software
  • Falta resistencia al agua
  • No cuenta con materiales premium
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *