¿Un móvil con Snapdragon 865 es un gama alta?

¿Un móvil con Snapdragon 865 es un gama alta?
Hay que dejar de llamar gama alta a todos los teléfonos con una tabla de especificaciones bonita. Un gama alta es mucho más, y es lo que todavía muchos no entienden. | OPINIÓN

Esta semana ha estado marcada por un lanzamiento muy esperado: el del PocoPhoone F2 Pro – “el auténtico flagship killer”, afirma Xiaomi. Razón no les falta, es un telefonazo: miras su fría tabla de especificaciones e impacta: procesador Snapdragon 865, 5G, pantalla AMOLED, quad-cámara… por 549€ (499€ en oferta por el lanzamiento). ¡Wow! Es lo único que se me viene a la cabeza. Luego pienso, ¿cómo es posible que el Mi 10 Pro que tiene una hoja de especificaciones casi calcada cueste 1000€? Y la euforia se me pasa. 

Por mucho que os duela a muchos: una tabla de especificaciones no remarca nada más que marketing. Si, un procesador Snapdragon 865 es un buen reclamo en un smartphone de 500€, desde luego. Sin embargo, un simple cambio de memoria RAM o almacenamiento, o de optimización del terminal para ahorrar costes, hace que el rendimiento pueda ser distinto.

La cámara, principal de 64MP y otras tres cámaras: ¿es mejor 4 cámaras que una? ¿Son 64MP mejor que 12MP? Google y Apple nos han demostrado más de una vez que no es así. Así que no puedes esperar las mismas fotos del Poco F2 Pro que de un Mi 10 Pro por motivos que van mucho más allá de la resolución o el número de cámaras. La óptica, el tamaño del sensor, la apertura o incluso el procesamiento de la foto posterior pueden cambiar enormemente el resultado.

Xiaomi Mi 10 Pro
Xiaomi Mi 10 Pro en dos de sus variantes de color.

O la pantalla: un panel AMOLED es un panel AMOLED, pero la calibración de fábrica puede hacer que se muestren tonos radicalmente distintos – de nuevo, un panel como el del Xiaomi Mi 10 Pro estará mejor calibrado y ofrecerá una mejor experiencia. También influyen otras ‘tontunas’ como el diseño: por las fotos el Poco F2 Pro (aún no lo he tenido en la mano) parece que ha cuidado bastante la unión de los materiales, pero hay un aspecto al que le doy mucho valor y que cambia la experiencia con el uso del teléfono, ¡el cristal frontal! Un cristal de gran calidad ayuda a que los dedos se deslicen con suavidad, mientras que uno peor puede hacer que usarlo sea menos cómodo. También puede haber diferencia en la carga inalámbrica, la calidad del sonido, los micrófonos, las bandas de redes…

“Xiaomi ha tenido que subir el precio de su familia Mi 10 para poder competir contra sus rivales directos en igualdad de prestaciones”

Vale sí, todo esto son detallitos y tonterías. Pero eso es lo que se paga por un “gama alta” – prueba de ello es que Xiaomi ha tenido que subir el precio de su familia Mi 10 para poder competir contra sus rivales directos en igualdad de prestaciones. ¿De verdad pensabas que un móvil de 500€ puede ofrecer la misma experiencia que uno de 1000€? Si fuese así, nadie haría móviles de 1000 ‘pavos’. Porque en definitiva, de donde se ahorra y permite que se puedan sacar estos “flaghship killers”, es de estas pequeñeces que hacen que la experiencia de un gama alta sea especial. 

PocoPhone F2 Pro
PocoPhone F2 Pro.

El resumen es que sí: el Poco F2 Pro es un teléfono muy muy recomendable. Tiene un precio de escándalo y, sobre el papel, unas prestaciones muy interesantes. Sin duda, es un teléfono que se puede recomendar con los ojos cerrados. Pero por tener el procesador más potente de Qualcomm no lo hace un gama alta. Por favor, reservemos el nombre de gama alta para los que verdaderamente lo son por su experiencia, y no por su hoja de especificaciones. 

Reclamaciones sobre este artículo, a mi Twitter personal 🙂 @dani_gonro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *