Defending Jacob: la nueva serie de Apple me ha hecho llorar

Jacob y sus padres en comisaría
Apple estrena el viernes en Apple TV+ una nueva trama: un niño acusado de asesinato. He podido ver la temporada completa y estas son mis opiniones.

Apple TV+ sigue ampliando su reducido catálogo, que lejos de tener miles de producciones como Netflix o HBO se limita a tener contenidos producidos en casa y que siguen la filosofía de Apple: poco y bueno. Después de impresionar con The Morning Show o Para Toda La Humanidad, Apple necesita seguir convenciendo a sus usuarios para pagar esos 4,99€ mensuales: el viernes llega Defending Jacob

En los últimos días he podido acceder a un visionado de prensa de los 8 capítulos que componen la primera temporada, y posiblemente única dado el género de Serie Limitada al que pertenece este Apple Original. Y diré, a modo declaratorio y sin que sirva de precedente, que he llorado con el final, que evidentemente no os voy a rebelar, – y no tengo recuerdo de haber llorado con nunca película o serie anterior en toda mi vida. Esto es, sin spoilers, todo lo que tienes que saber sobre Defending Jacob

Y así le cambió la vida a Jacob en un momento 

Defending Jacob no es la típica serie de asesinatos. No se parece en nada a una serie policiaca como Castle, o de abogados como en How To Get Away With Murder (en España: Cómo defender a un asesino), tampoco a una de delincuentes. Apple ha hecho un drama que podría estar perfectamente basado en una historia real y nos lo creeríamos, sin problema. De hecho, está basado en una novela con el mismo nombre y que fue un best-seller en el 2012. Con un concepto realista y muy similar a The Morning Show, aunque con un tono evidentemente diferente, Apple ha conseguido poner los sentimientos del espectador a flor de piel en la lucha por defender a Jacob Barber

Ben, un compañero de clase de Jacob, ha sido encontrado asesinado en los alrededores del colegio. Andy Barber es el asistente del fiscal del distrito de Massachusetts a cargo de la investigación, hasta que es apartado del caso tras encontrar una serie de pruebas (y en concreto, una huella dactilar en la chaqueta de Ben) que relacionan a su hijo con el homicidio, con el consecuente conflicto de intereses que se generaría. Así, Andy (Chris Evans) comienza junto a su mujer una potente aventura para defender a su hijo, con el amor a este por encima de todo, en un proceso de juicio lleno de irregularidades y pruebas circunstanciales que, literalmente, le va a hundir la vida ante la opinión pública – y, por supuesto, el clima y ambiente en su familia

Andy Barber (Chris Evans) en la escena del crimen

Capítulo 8, el plot-twist que te pone a llorar 

Tú imagínate que está todo atado, todo saliendo según lo previsto. Y de repente, todo se desmorona en un momento. La serie se basa en una interrogatorio que el fiscal del distrito está haciendo a Andy Barber ante un jurado, preguntándole por todos los sucesos ocurridos desde la imputación de Jacob hasta el final de la serie – visiblemente dolido y atormentado. La serie se articula a través de los sucesos, que son recordados a través de los flashbacks de Andy con el fin de contestar a las preguntas del fiscal y el jurado. Este formato es bastante popular en las series y se ha usado hasta la saciedad en este tipo de temáticas de juicios y asesinatos: un juez, fiscal o jurado haciendo preguntas y el interrogado echando la vista atrás para contestarlas.

Apple ha creado una fuerte crítica a la justicia que no hace justicia, tratando de condenar al primero contra el que tienen algo en contra para cerrar el caso lo antes posible. Metiendo un inocente en la cárcel, y dejando a un criminal suelto con ganas de volver a matar. Porque sí, como espectador vas a creer la palabra de Jacob desde el minuto uno. ¿Podría un niño de 14 años con un expediente envidiable cargarse a un compañero de clase? Será responsabilidad de la abogada de Jacob, una buena amiga de Andy en sus tiempos en la fiscalía, defenderlo y exculparlo.

Padres de Jacob en los juzgados

El capítulo 8 es una auténtica locura. No quiero (ni puedo) revelar nada, pero si diré que merece la pena ver la serie por el desenlace final. Yo, que nunca había sufrido por una serie o peli siendo consciente de que es todo ficción, tuve que pausar el vídeo y salir a la terraza a respirar profundamente. Pura rabia e impotencia. No se que estaréis pensando, pero seguramente no estáis en lo cierto. Y hasta aquí puedo leer. 

A lo que nos tiene acostumbrados Apple… 

En términos técnicos Apple ha apostado por un contenido de mucha calidad para Apple TV+, y Defending Jacob es una buena demostración de esto. Primero por los actores que componen el cast: destacando nombres como Chris Evans (Capitán América), Michelle Dockery o Jaeden Martell. Algo así como haber contratado a Jennifer Anniston para The Morning Show, este casting es una auténtica declaración de intenciones. Vídeo 4K, con una fotografía muy bien trabajada y cuidada al máximo; y sonido Dolby Atmos para que verlo en sistemas envolventes sea incluso mejor que en el cine. Poco y bueno es, una vez más, el resumen de esta plataforma. En Apple TV+ hay pocas series y pelis, desde luego lejos de su competencia: pero como todo lo que tiene es tan bueno, merece la pena pagar esos 5€. 

De verdad, de la buena, tenéis que ver Defending Jacob. El viernes se estrenarán los tres primeros capítulos, y luego uno cada viernes hasta completar la temporada. Apple TV+ está disponible en todos los dispositivos de Apple, como Apple TV, iPad, Phone y Mac. También para algunas teles de LG y Samsung, y para los Fire TV de Amazon. La suscripción cuesta 4,99€/mes, pero si te has comprado un nuevo dispositivo de Apple tienes un año de acceso gratis.

Ah, y cuando te acabes la serie, vuelves a este artículo y te lo relees. Entenderás todo lo que no has entendido hoy pero que te ha dejado con tremendas ganas de pegarte un maratón. Palabrita de Dani 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *