Apple vende las almohadillas para los AirPods Pro: cómo conseguirlas

Un nuevo rumor asegura la llegada de los AirPods Pro 2 el próximo año
Así puedes comprar los recambios de almohadillas para los AirPods Pro de Apple: precios y disponibilidad.

Los AirPods Pro llegan con almohadillas intercambiables de diferentes tamaños. El diseño de estos auriculares con cancelación de ruido hace que sea necesario este accesorio de silicona. En la caja de los AirPods vienen en tres tamaños: S, M y L. Sin embargo, podemos perderlas o se pueden estropear con el tiempo y tal vez necesitemos un recambio. Apple ha puesto a la venta estas almohadillas: este es su precio y cómo podemos comprarlas. Útil también si vamos a vender los auriculares en segunda mano y por motivos de higiene no queremos dar las almohadillas que hemos utilizado.

Las almohadillas se pueden encontrar en la web de Apple. Vienen en pack de 2 pares. Es decir, que podemos comprar cuatro almohadillas de la misma talla. El precio de este accesorio es de 9 euros, independientemente de la talla. Serían 4.5 euros por unidad, pero no hay posibilidad de adquirir solo un par.

Para comprar este accesorio podemos ir a una App Store. O bien, adquirirlo directamente desde la tienda online de Apple. Eso sí, es difícil encontrar las almohadillas, así que aquí tienes un enlace directo. El envío suele ser de 5 días.

Almohadillas AirPods Pro

Estos recambios son útiles si vamos a vender o hemos adquirido unos AirPods Pro de segunda mano.

¿Es mejor comprar unas almohadillas de los AirPods oficiales o sirven las que se venden en Aliexpress?

En tiendas como Aliexpress también podemos encontrar almohadillas de recambio para los AirPods Pro, incluso de diferentes colores. Además, estas tienen un precio más económico. El único inconveniente es que no son oficiales. Podrían no encajar bien o no incorporar la malla protectora para que la suciedad no se quede en los auriculares y esto podría afectar al sonido.

Además, podrían no ser del mismo material que las oficiales, y esto lo notaríamos en la oreja, ya que el tacto podría ser diferente, se resbalarían más etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *