Huawei Mate Xs, primeras impresiones: ahora quiero un móvil plegable

Primeras impresiones con el Huawei Mate Xs, el segundo móvil plegable de Huawei.

Huawei ha querido lanzar una ligera renovación de su primer móvil flexible. El Huawei Mate Xs sigue con el mismo formato y prácticamente con el diseño de la anterior generación – a diferencia de alguna que otra mejora en la bisagra y materiales- Sin embargo, cambia su procesador por el último de la compañía china. También se mejora esa pantalla flexible, el apartado fotográfico y el software. En Virtualizados hemos podido probar durante unos minutos el Mate Xs.

El Mate Xs tiene un concepto muy diferente a lo que hemos estado viendo en los últimos meses. Este móvil cuenta con una única pantalla plegable de 8 pulgadas. Doblada se transforma en dos pantallas: una delantera con un tamaño de 6.6 pulgadas y una trasera con 6.36 pulgadas, donde también se encuentra el módulo de cámara principal, compuesto por cuatro lentes Leica.

La pantalla frontal es la que se utiliza para navegar por la interfaz cuando no queremos expandir el panel flexible. La otra pantalla solo está operativa cuando necesitamos hacer un selfie, ya que ese módulo de cuádruple cámara es el único que tenemos en el Mate Xs. La app de cámara nos indicará que debemos rotar el terminal para poder hacernos un selfie y esa pantalla se activará.

Mate Xs
Huawei Mate Xs con pantalla completa.

Con el terminal plegado el uso es similar al de un móvil Android convencional, aunque notamos ese extra de grosor que supone (1 centímetro de grosor) y la curvatura tan pronunciada del panel en un lateral, que hace que sea un poco más difícil de contener.

Huawei Mate Xs, características

  • Dimensiones y peso: sin especificar
  • Pantalla: OLED flexible de 8” con resolución QHD+ (6.6” frontal y 6.36” trasera)
  • Procesador: Kirin 990, ocho núcleos
  • RAM: 8 GB
  • Almacenamiento: 512 GB
  • Cámara principal: XX MP + XX MP + XX MP + XX MP
  • Cámara frontal: la misma que la cámara principal
  • Batería: 4.500 mAh, carga rápida de 55W
  • Conectividad: WiFi, 4G, 5G, Bluetooth, GPS, NFC
  • Versión de Android: Android 10 con EMUI 10
  • Otros: USB C, lector de huellas en el lateral
Mate Xs frontal

Para extraer la pantalla es necesario pulsar un botón que hay justo de debajo del módulo de cámara. Ese botón soltará el panel, y ya podremos doblarlo y aplanarlo. La pantalla se dobla con mucha facilidad, pero lo cierto es que la primera sensación es realmente extraña. Parece que se va a partir, y esa preocupación se mantiene hasta que el panel se aplana completamente. Lo mismo sucede cuando lo doblas para que el terminal se haga más compacto y quepa en el bolsillo. Después de un par de pliegues esa preocupación se va desvaneciendo, y lo único que quieres es volver a doblarlo para disfrutar de esa sensación.

Este pliegue es posible gracias al panel OLED flexible que incluye el terminal. Además de una bisagra que ha sido reforzada, y que cuenta con unos protectores en la zona superior e inferior, que sobresalen ligeramente, para evitar que entren pequeños objetos o suciedad y que se estropee el mecanismo.

Mate XS PLEGADO

La pantalla sienta muy bien al tacto, y la calidad de la misma es increíble. Con el panel abierto apenas se nota la zona flexible. Aunque cuando el terminal está ligeramente doblado sí que notamos un sombreado. La sujeción también es muy buena. El módulo de cámara sobresale de la parte trasera cuando la pantalla está expandida y nos puede servir de ‘grip’ a la hora de sujetar el terminal para leer o navegar.

One UI con novedades para la multitarea

La interfaz está muy bien adaptada a este móvil flexible. EMUI se mueve muy bien y el contenido está adaptado completamente. Es como si nos moviésemos por la interfaz una tablet. Además, Huawei ha añadido diferentes funciones de multitarea, pudiendo abrir varias apps al mismo tiempo.

En cuanto al apartado fotográfico, parece que la compañía ha querido optar por una configuración de cámara similar a la que vemos en el P30 Pro. No hemos podido probar en profundidad las cámaras de este plegable, pero sí que hemos navegador por la interfaz. Una de las funciones más interesantes de esta cámara Mirror Shooting. Esta opción muestra una vista previa de lo que está capturando la cámara con la pantalla trasera. De esta forma, la persona a la que le están tomando la foto puede ver cómo va a quedar.

Huawei Mate Xs cámara

Huawei Mate Xs, un plegable de 2.500 euros

Solo he necesitado estar 5 minutos con este Mate Xs para convencerme de que quiero un móvil plegable. Sobre todo, con este concepto, donde pueda chatear, buscar algo rápidamente o entrar en las redes sociales sin necesidad de realizar movimientos con la pantalla curva, y que a la hora de necesitar una pantalla más grande para ver un vídeo, mirar una web o leer, pueda expandir la pantalla y tener una tablet.

Durante la redacción de este artículo de primeras impresiones no he parado de imaginarme cómo sería tener ahora mismo el mate Xs en la mano. Posiblemente ya lo hubiese roto de tanto doblar o desdoblar su pantalla. O me hubiese sorprendido de la durabilidad de este dispositivo. Por el momento, la sensación que tengo es que se trata de un móvil muy potente, con un diseño y pantalla increíble, pero muy frágil y caro.

El Mate Xs se pondrá a la venta próximamente, y lo hará por un precio de 2.500 euros, siendo uno de los terminales flexibles más caros del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *