Samsung y Apple, demandadas tras descubrir altos niveles de radiación en sus dispositivos

Así han saltado las alarmas al conocerse el último estudio de la Federal Communications Commission; la radiación excede el marco legal hasta un 500%.

Así lo asegura el portal Business Wire. Tras una minuciosa evaluación en los laboratorios de la Federal Communications Commission de Washington, la organización ha señalado que algunos smartphones de las firmas de Seúl y Cupertino exceden con creces los niveles de radiación establecidos en el código de seguridad estadounidense.

Según informa la fuente, la firma de abogados FeganScott ha tomado como prueba los datos del estudio mencionado para demandar a los fabricantes de los productos señalados, acusándoles de estar poniendo en riesgo la salud de los consumidores sin ningún tipo de advertencia. La contienda se presenta sólida y, por el momento, no se ha obtenido una respuesta oficial por ninguna de las partes acusadas.

La radiación excede hasta en un 500% la legislación federal

El estudio de la FCC se ha realizado tomando como muestras los modelos Samsung Galaxy S8, Galaxy S9 y Galaxy S10, así como los modelos de Apple iPhone 7 Plus, iPhone 8 y iPhone XR; todos presentados entre 2016 y este año 2019.

Para el trabajo de investigación, la organización científica explica que se ha procedido a experimentar con las rutinas más habituales en la mayoría de los consumidores, tratando de trasladar los resultados al plano más real posible. Los investigadores han destacado la cantidad de tiempo de uso que dan los usuarios a su terminal; una realidad que califican de excesiva y potencialmente perjudicial.

Los resultados del estudio señalan cómo todos los dispositivos analizados exceden con creces las emisiones de radiación permitidas por la legislación federal. En algunos casos, el excedente rebasa el 500% respecto al máximo permitido.

Beth Fegan, el máximo responsable del bufete, se ha mostrado claro y desafiante en sus declaraciones. Fegan ruega a los fabricantes que se responsabilicen íntegramente de la situación y se pronuncien al respecto, corrigiendo las irregularidades observadas y haciendo frente a posibles problemas de salud que hayan podido ocasionar a los consumidores.

¿Pueden los campos electromagnéticos poner en riesgo nuestra salud?

Lejos del alarmismo y la desinformación, debemos tener en cuenta que, por el momento, ningún estudio ha conseguido comprobar que los efectos de la radiación electromagnética (tan presente en los equipos que nos rodean) sea perjudicial para la salud humana en algún sentido.

Organizaciones como el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud rehusan, por el momento, la posibilidad de que el campo electromagnético de nuestro smartphone tenga efectos nocivos para nuestra salud. Sin embargo, es cierto que los excesos en el uso de nuestras tecnologías favoritas no tienen aún efectos determinados.

Claro está que nuestra relación con las nuevas tecnologías cada vez es más estrecha, rápida y, por ende, más compleja de medir en materia de riesgos. Es por ello que, aunque la mayoría de estudios apunten a lo contrario, aún cabe la incertidumbre al pensar en los efectos de estas tecnologías en el largo plazo. Efectos que únicamente se manifestarán con el paso de los años.

Y a tí, ¿te preocupa la radiación electromagnética de tus dispositivos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *