Líbano podría empezar a cobrar a los usuarios de WhatsApp

No es una broma. Tampoco un bulo sin fundamentos. El país africano podría empezar a cobrar una tarifa a los usuarios de WhatsApp, únicamente por el hecho de usarlo.

Así es. Líbano podría ser la primera nación en empezar a cobrar a sus ciudadanos por usar WhatsApp, la aplicación de mensajería móvil más usada del mundo. Según lo compartido por el portal Reuters, la medida esencial planteada por el gobierno consistiría en cobrar a los libaneses una cuantía de 20 céntimos de dólar diarios (0’20$) por usar la aplicación.

El planteamiento se vuelve más amplio y razonable si tenemos en cuenta que Líbano es uno de los países con las tarifas móviles más caras de África. Es por ello que, últimamente, WhatsApp ha estado al servicio de miles de ciudadanos que buscan realizar un uso normal de las llamadas de voz sin recurrir a la clásica conexión de la operadora.

La noticia, publicada recientemente en los medios libaneses y hecha eco a escala internacional, indigna profundamente a la inmensa mayoría de usuarios de la aplicación.

WhatsApp, pero también Facebook o FaceTime serán víctimas de la política libanesa

El ministro de Información del gobierno libanés, Jamal al – Jarrah, admitió haber estado trabajando en la implementación de algún tipo de tarifa para ejercer presión sobre los usuarios que utilicen llamadas VoIP. Explicó que el gobierno seguía discutiendo un posible plan de 6 dólares mensuales para las personas que realicen un uso cotidiano de apps como WhatsApp, Facebook Messenger, Telegram o incluso FaceTime.

Después de que la noticia se hiciese eco por los canales más populares del país, se contaban por miles las protestas por parte de los usuarios de dichas plataformas que, como todos sabemos, no son pocos precisamente.

videollamadas-whatsapp

Saad al-Hariri, primer ministro libanés, aún conserva sus esperanzas y pone sobre la mesa su intención de recaudar aproximadamente 200 millones de dólares al año con este nuevo impuesto sobre las apps que ofrezcan VoIP. Según el gabinete, se trata de un impuesto muy eficiente que podría ayudar a resolver la amplia deuda que guarda Líbano tras las arcas del estado.

Por otra parte, cabe recalcar que, confirmado por el propio ministro, el valor añadido solo se establecerá sobre las llamadas realizadas en alguna de estas aplicaciones. Otros servicios populares dentro de las mismas, como los mensajes o el envío de contenido no estarán incluidos en estas políticas y, por tanto, no sufrirán dicho impuesto.

Y tú, ¿cómo reaccionarías si el gobierno intentase cobrarte por usar WhatsApp?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *